Ya hemos llegado al último viernes del mes. Se nos va el primer mes del año, pero empieza mi reto personal. Mi mes de enero es el libro de relatos de David Generoso TR3S cómo olvidar lo inolvidable y otros relatos. Doble reto para empezar: primera reseña y primer relato corto.  



EL RETO DE UNA ESCRITORA

No te soporto, vete, por favor. Vas a terminar por conseguir que le tenga aversión a uno de mis colores favoritos.

Cuando escribo narrativa larga no me pasa. No te conocía hasta que empecé a leer a un tal David Generoso y me despertó el gusanillo del relato corto. Entonces empecé a darle vueltas al tema: yo también quiero escribir relatos cortos. Y ahí te encontré. Te odio.

Siempre es la misma letra: no sé ni qué ni cómo decirlo, pero sé que lo haré. Algún día lo conseguiré. Así, un día tras otro, hasta hoy. Sí, hasta hoy. ¿Por qué ha llegado el momento de ponerme a teclear un relato corto? Señalo un matiz aún más importante: mi primer relato corto.

Es muy sencillo. He leído TR3S y siguiendo mi propio reto, leeré este año a 12 autores de distinto género por placer, uno por cada mes del año. El último viernes de cada mes, me comprometo a reseñar su obra.

David Generoso. Enero. TR3S

Todo está dicho ya, hay muchísimas reseñas perfectamente conjugadas. Reseñas escritas desde el cariño, se nota. Otras más formales. Las típicas, las de reseñadores, las de bloggers. Y ahora vengo yo a hablar del gran David, del Generoso con y sin mayúsculas, porque bien cansado debe el hombre de estar de las bromas con su nombre. Pero es que es generoso, de verdad. Sólo, échale un vistazo a su blog y lo entenderás.

Es verdad, lo reconozco. He creado mi cuaderno “Generoso”. Sí, tomo notas de sus experiencias y consejos. Luego intento ponerlos en práctica. No siempre lo consigo. Vale, está bien, a veces, lo que él cuenta me parece grandilocuente, cuando yo lo pongo en práctica, me queda cutre.

Ajá, te estoy venciendo. Ya van 291 palabras. Te cuesta aparecer tan pulcra y virginal. Mis letras están marcando cada parte de tu ser.
Sigo. No me vas a desconcentrar. No quiero que me ganes la batalla.

El reto de una escritora

Si todo está dicho sobre TR3S, ¿qué puedo aportar yo de original a esto?
Se encendió una pequeña bombilla en mi cabeza. Está bien, reconozco que la vi como una lámpara halógena. ¡Qué pedazo de idea se me ha ocurrido! Luego viene la tía de las rebajas (como dice mi madre) y me devuelve a la pequeña lamparita de libro. Porque sí, lo que puede ser una gran idea, se torna a una experiencia personal más. No soy reseñadora y este es mi primer relato corto.

Exacto, esa era la gran idea: reseñar al rey de los relatos cortos en español mediante un relato corto. Brillante.

¾No mira, bonita, vuelve a la realidad ¾me dice mi yo interior¾. Brillante es el libro de relatos TR3S. 152 páginas que te han tenido cautivada. La pluma de David ha conseguido que te leas del tirón el libro.

¾Sueles tener razón, pero reconoce que tiendes a la exageración. Lo leí en dos ratos. Y lo de la pluma es muy poético, pero antiguo. Más bien será la tecla.

¾Vale, como quieras. Déjame por mentirosa por un detalle insignificante. Uf, a veces no te soporto. Es difícil vivir dentro de ti. Pero la realidad es que te gustó, aunque no te sorprendió. Ya conocías a David, me refiero a su forma de escribir. Porque estás enganchada a su blog, o ¿también es mentira?

¾No, ahí tienes razón. Desde que lo descubrí he leído cada post. Hasta me he puesto al día, creo que he leído casi todo.

¾Bueno, hija, pues cuenta. Yo ya me lo sé. Díselo ahora a tus lectores.

¾Dios, me vuelves loca. Cállate un rato. No hay forma de hacer nada contigo, siempre te tengo en la oreja matizando.

¾Vale, me callo, pero empieza hablando de la narración, es importante.

Sí, la forma de narrar que tiene David es interesante. Te lleva a realizar una lectura rápida por la fluidez sintáctica. Los seis relatos de los que consta el libro, están narrados magistralmente en primera persona. Son relatos muy visuales, el último, El detective torpe, el escritor de Amazon y la madre que parió al perro salchicha, bien podría llevarse al cine como un corto.

Me llamó la atención, yo que soy de enlazar palabras y frases incansablemente, cómo consigue que visualicemos los lectores cada escena sin el ornamento de adjetivos superfluos. Sabe emplear el verbo adecuado, el adjetivo exacto, la sintaxis justa.

Claro, esto te lleva a no cansarte del texto y querer terminarlo porque te crea una necesidad. Necesitas saber más, necesitas conocer el final.
Aspectos sintácticos y léxicos aparte, si hay una característica destacable en este autor es la capacidad que tiene para provocar. Provoca sentimientos y emociones desde la primera frase a la última. Y los va combinando, incluso dentro de un mismo relato.

Ahora te hace reír, ahora te acongoja. La sentencia “nunca valoras lo que tienes hasta que lo pierdes” se convierte en el hilo conductor del relato Enamorarse en diferido y ahí estás aún reflexionando sobre ello cuando llega el humor y la locura de Un payaso con zapatos gigantes. Me encontraba terminando de reflexionar sobre el valor que debemos otorgar a cada persona, cuando me veo perdida en el absurdo. En una historia cómica y muy muy loca que me lleva de la mano a reflexionar otra vez cuando lees la frase “Si el mundo te regala una historia, debes cumplir tu parte y crear otra”.

Muy bien, David, ahora vas y angustias a la escritora. Ella que es tan justa, no duerme, no vive, sólo intenta teclear y teclear sin descanso para poder dar tantas historias como cree que recibe. Cómo se nota que no eres tú el que tiene que soportarla.

¾¿De verdad tienes que interferir hasta en lo que escribo? Eres insufrible. No conozco ningún yo interior tan exasperante como tú.

¾Qué pava, claro que no. Al menos, tengo que reconocer que me río muchísimo contigo.

Obviaré este inciso ridículo y absurdo.

De los seis relatos, me quedo primero con Cómo olvidar lo inolvidable. Porque soy una romántica y adoro el amor, le temo al desamor.
“No tengo derecho a pedirte nada. Salvo una cosa. Sólo una. Pequeña. Diminuta. Casi protónica: no me olvides”. Una frase que resume todo el relato.  Que continúa con una oda a la esperanza “En tus innumerables recuerdos, reserva un hueco para mí. Nunca se sabe. La vida da más vueltas que una pareja bailando salsa”.
El amor compartiendo protagonismo con el desamor, lo mejor. Sin olvidar el humor.
Mi otro favorito, el final. Porque no hay mejor manera de terminar algo que riendo. Y El detective torpe, un escritor de Amazon y un perro salchicha, como mínimo te sacarán una sonrisa.

TR3S son mis destacados, seis la recopilación. Amor, sus variantes, humor y la escritura son los temas. Sólo él puede realizar 120 disparos, decir soy mi hijo o encontrarse recordando el olvido.
Lo he conseguido. No me lo puedo creer: aquí está mi primer relato corto y mi primera reseña. Satisfecha con el resultado de mi primer reto. Ahora que ya he terminado, me parece un atrevimiento, pero estoy orgullosa. ¿Qué pensará David? Quizá me lo diga. Por el momento, voy a poner el punto final.


Si te ha gustado, recuerda que es bonito compartir. También puedes seguirme en Facebook o Twitter y leer otras cosas que publico.