Entrevista a Eduardo Mohedano

Hoy visita el blog un escritor novel de la Asociación de Escritores de Madrid. Él es Eduardo Mohedano.

¿Quién es Eduardo Mohedano?

Eduardo Mohedano es un hombre del Renacimiento interesado por muchas cosas desde la infancia y frustrado por la falta de tiempo para aprenderlas o ponerlas en práctica.

Un teleco, hombre de ciencias como tú ¿cómo termina dedicando una parcela tan grande de su vida a las letras?

Desde pequeñito me gustaban ambas ramas del saber, tanto las ciencias como las letras. A los 16 años, obligado a elegir por el sistema educativo español que desde hace décadas gusta de producir ovejas clónicas como Dolly, decidí pedir consejo a mi tutor, quien me recomendó ir por ciencias porque «tiene más salidas profesionales».

Quizá acertó porque hasta ahora nunca he estado en el paro, pero no sé qué habría sido de mi vida de haber elegido letras, quizá ahora sería rico, o famoso, o ambas cosas (risas).

¿Qué es lo que más te gusta del proceso de escritura?

Lo describe a la perfección el poeta y rapero Nach en su canción Lo imposible:

Solo yo, mi voz, mis afectos, mis defectos y mi intelecto,
con ellos puedo traer manantiales al desierto,
sobrevolar cordilleras, ¡ser quien yo quiera!
Ser lo que yo quiera.
Puedo convertir areniscas en diamantes,
transformar partículas microscópicas en colosos y gigantes,
andar sobre las aguas más errantes.
No quiero fans, no busco discípulos ni militantes,
cuando hago poesía… cuando hago poesía
busco amantes,
no hay nada más emocionante.
No quiero fama ni homenajes ni brillantes,
cuando hago poesía me encuentro con mi después, con mi antes,
no hay nada más importante en estos tiempos trepidantes.

Escribir no es tu trabajo nutricional, por lo que no puedes contar con un horario laboral dedicado a esta tarea. Cuéntame cómo te organizas para escribir.

Pues me organizo fatal (risas) porque utilizo tiempo robado al sueño y al ocio, así que no sé si le estoy ganando un pedacito de eternidad a la muerte o si, por el contrario, estoy adelantando su llegada de manera inútil.

En cualquier caso, para mí, escribir no es un pasatiempo sino una auténtica vocación que llevo a cabo desde niño y en este momento siento que se ha convertido en una misión.

Es llamativa tu obra «Las nueve agujas del reloj» en la actualidad. Un hombre 3.0 que añora el Romanticismo, pero que a veces se instala en el Surrealismo e incluso en el Existencialismo. ¿Te hubiera gustado ser un hombre del S. XIX?

Sin duda. O del Siglo de Oro como Lope de Vega, a quien considero mi mayor maestro.

El siglo XXI padece dos grandes problemas: la superficialidad y la sobreinformación. El verdadero conocimiento se ha hecho tan accesible gracias a Internet que el sabio es despreciado y el ignorante se cree al mismo nivel. Y encima ambos grupos tendemos a creernos libres, cuando lo cierto es que nuestras vidas están muy condicionadas, incluso teledirigidas.

En el surrealismo encuentro la libertad porque me abstraigo de la cruda realidad, escapo de la racionalidad y doy una oportunidad al subconsciente reprimido por las convenciones sociales y por las leyes de la física.

Te gusta el teatro, de hecho has hecho alguna participación como actor amateur. ¿Te ves representando tu obra sobre las tablas?

Representándola no, no soy tan actor y nunca lo seré por falta de horas de dedicación. Me gustaría verla en manos de una compañía profesional, el texto es muy potente y permite que los grandes actores se puedan lucir en el escenario.

Hay momentos que pueden ser memorables, como la invocación al diablo o el duelo frente a frente contra el maligno en el infierno, que en el fondo somos nosotros mismos ante el espejo de nuestro pasado, con la impotencia de no poder cambiar las cosas que salieron mal. Como se dice en el libro: «lo que pudo ser y no fue».

Háblame de tu siguiente reto literario.

Estoy trabajando de hecho en la teatralización de Las nueve agujas del reloj, que es una historia en verso llamada más a los escenarios que a las librerías. Mi gran reto es reducir la duración de la obra sin desgraciarla gravemente.

En paralelo he acabado un poemario romántico-erótico con Maribel Domínguez Duarte, que esperamos publicar cuando la pandemia nos deje. Y ya he empezado otro poemario análogo con María Morales Santos. Las nueve agujas del reloj es un libro muy erótico y de momento sigo en esa línea en cuanto a poesía.

En lista de espera tengo una novela ambientada en la Guerra Civil Española, que comencé hace años y todavía no he podido culminar. En ella no hay un bando bueno y un bando malo como nos hacen creer hoy en día, sino personas y dirigentes buenos, malos y regulares.

Dos escritores contemporáneos a los que admiras.

Arturo Pérez-Reverte porque se siente libre y no se muerde la lengua frente al pensamiento único.

Álvaro Tato, uno de los pocos que escriben teatro en verso en la actualidad. Envidio a Álvaro porque acertó a ser la persona que pude ser y no fui.

En tres líneas, ¿por qué crees que «Las nueve agujas del reloj» atraparía a una persona que no es lectora habitual de poesía?

Contiene muchos poemas pero no es un poemario sino una narración en verso. Cada capítulo cuenta una pequeña historia y unidos forman una gran historia mezcla de subtemas y estilos, original, diversa y entretenida. Nunca han leído nada igual.

TEST DE SONIA

Té o café: Té en el desayuno y café en la sobremesa

Invitarías a café: Invitaría a Félix Lope de Vega, para que me contara sobre todo cómo lograban escribir en el Siglo de Oro con esa perfección inalcanzable sin ordenadores, ni diccionarios de sinónimos ni todas las herramientas de las que disponemos hoy en día.

Si fueras un libro serías: «Cosmos» de Carl Sagan, es el segundo culpable de que yo estudiara Ciencias

Ahora mismo estás leyendo:  «Antología poética» de José Hierro, merecidísimo premio Cervantes.

Un libro pendiente de leer: Todos los del universo escritos desde el principio de la humanidad y que sean enriquecedores, pero el maligno se lleva el tiempo para que no lo consiga porque pretende guardarse para sí todo el conocimiento. Cuando leáis «Las nueve agujas del reloj» me entenderéis mejor (risas).

Leyendo a Eduardo podrás pensar que es un hombre que ha viajado en una máquina del tiempo y se ha quedado atrapado en el siglo XXI.

De cualquier modo es un hombre que ama y le pone pasión a todo lo que hace y el resultado es la satisfacción que siente.

Recuerda que si quieres recibir cada semana un nuevo artículo en tu correo o estar al tanto de mis novedades editoriales, puedes suscribirte aquí.

Formulario de inscripción

Loading

Mi nueva novela ya está a la venta: Diario de un amor confinado, una novela romántica que está de plena actualidad. Cinco maneras de entender y vivir el amor.

Si lo que te gusta es la novela histórica, adéntrate en el reinado del último Borbón antes de la Democracia. Un reinado que tiene muchas similitudes con el del rey emérito, su nieto: En los ojos del rey.

5 formas arriesgadas de amar

5 formas arriesgadas de amar. Una novela romántica y realista en un tiempo muy atípico. Cinco amigas, cinco maneras de vivir el amor confinadas.

Hubo un tiempo muy muy cercano, tanto que resulta extraño que muchos ya lo hayan olvidado, en el que el mundo se paró. Durante tres meses, las relaciones sociales y sentimentales frenaron en seco. La tecnología irrumpió en nuestras vidas más que nunca. Nos instalamos sin excepción en la era 3.0.

En toda esta vorágine comienza a gestarse Diario de un amor confinado.

De verdad que lo creía con total firmeza. Pensaba que ocurriría. Sí, en mi cabeza estaba la idea de que el confinamiento nos cambiaría a todos, quizá porque a mí sí que me ha pasado. Por primera vez asistimos con protagonistas a un parón mundial, viéndonos obligados a permanecer en nuestras casas como si de un toque de queda global se tratara.

Tras varias cajas de valerianas, mucha incertidumbre, miedo y tiempo ¿libre?, mi cabeza hizo clic. Tanto me ha afectado que mi género literario también se ha visto alterado. La próxima semana estará a la venta mi nueva novela, esta vez romántica, y no puedo estar más feliz.

Su título, Diario de un amor confinado y puedes comenzar a leerla pinchando aquí.

Cinco amigas, cada una con una vida sentimental distinta. Cinco maneras de entender el amor y las relaciones personales. Un diario que comienza el primer día de confinamiento y termina con el fin de la desescalada. De este término hablaremos a lo largo de la novela.

Un tiempo difícil, nuevo e inesperado. El país entero, por primera vez en tiempos de paz, se detiene por completo. Las calles están vacías. Todo el mundo está en casa. Prohibido salir, por supuesto no podemos relacionarnos. ¿Qué ocurre con aquellas parejas que no cohabitan? ¿Y con aquellas personas que se relacionan a través de aplicaciones de contactos? ¿Qué papel han desempeñado las nuevas tecnologías en nuestras vidas?

¿Quieres leer un poquito más? Está bien, pincha ahora aquí.

Cinco amigas: Valery, Paz, Raquel, Mara y Silvia. Cinco maneras de vivir el amor. Cada una con un pasado y todas con un futuro diferente marcado por un presente común.

Una novela inspirada en la vida de mujeres reales. Posiblemente te sientas identificada con alguna de ellas o quizá no, porque las maneras de entender la vida y sobre todo el amor son tantas como personas hay en el mundo.

¿Te está gustando? Me alegro. Te invito a leer más. Pincha aquí.

Para muchas personas esta etapa de la vida ha supuesto una tragedia en la que el amor de pareja era lo último que importaba. Esta novela tiene como finalidad mostrar la vida real durante una parte de la historia que no nos hubiera gustado vivir, pero con la finalidad de extraer alguna que otra sonrisa en el lector para contrarrestar las lágrimas vertidas.

Un tiempo difícil, nuevo e inesperado. El país entero se detiene por completo. ¿Qué ocurre con aquellas parejas que no cohabitan? ¿Y con aquellas personas que se relacionan a través de aplicaciones de contactos? Clic para tuitear

Comenzaba diciendo que creía en el cambio de la humanidad tras un duro golpe como el que vivimos, pero nada más lejos, pues muchos han salido cual cabestros del redil en cuanto nos han dado un ápice de libertad.

¿Mascarillas? ¿Distancia social? ¿Qué es eso? Ahí están los datos, solo hay que consultarlos cada día.

Por favor, esto no ha terminado. No pongamos en riesgo nuestras vidas ni las de los demás. El virus sí existe. Aun así, si eres de los que piensan lo contrario, bien, es tu decisión, pero respeta. Respeta al que ha perdido a un familiar o a varios de una manera totalmente trágica, respeta al sanitario que está poniendo en riesgo su vida para que tú tengas esa libertad de la que él carece, respeta el duelo de la perdida. Respeta si quieres ser respetado.

En este barco vamos todos, quizá no nos queremos de compañeros, pero aquí estamos, condenados a compartir experiencia.

Deseo que esta novela te guste y consiga sacarte tantas sonrisas como a mí mientras la escribía. También fueron muchas las lágrimas que se me escaparon.

Si quieres leer más novedades sobre mi trabajo o entrevistas a otros escritores, no dudes en suscribirte y cada viernes recibirás un nuevo artículo en tu correo.

Formulario de inscripción

Loading

Si te gusta la novela histórica, te recomiendo En los ojos del rey.

Entrevista a Carmen Posadas

Este verano he tenido la gran suerte de charlar con una mujer que probablemente sea un referente literario tanto para lectores como para escritores; para mí lo es.

Creo que no le gusta mucho hablar por teléfono y no es mi intención molestarla, pero debo aprovechar la oportunidad que me ha brindado de conocerla un poco mejor.

Hoy visita el blog Carmen Posadas.

Carmen, la primera pregunta es común para todos los entrevistados con la finalidad de conocer mejor al escritor, por eso, le pregunto ¿quién es Carmen Posadas?

Esa pregunta es la más difícil, porque en realidad pasas la vida intentando saberlo. En Carmen hay varias facetas y todas importantes: la profesional, la familiar y la personal. Me gusta mucho estar sola, por eso, el confinamiento ha sido para mí una bendición.

Vamos a hablar de literatura. Tiene doce novelas, quince libros infantiles, dos biografías, ha escrito relatos, ensayos y guiones cinematográficos. Pero me interesa ahora centrarme en los relatos. ¿Cómo define ese género que tan de moda se ha puesto? ¿Cree que se diferencia mucho del cuento?

Nada es lo que parece. Libro formado por catorce relatos con un desenlace imprevisto.

Te diré algo, es más difícil ser cuentista que escribir relatos. No es fácil crear un universo y cerrarlo en un espacio reducido, hay que tener muy buena pluma para hacerlo.

En cambio, el relato corto no tiene por qué contar una historia. Puede ser un sueño, una sensación, pero no tiene que contar con esa estructura del planteamiento, nudo y desenlace que sí debe tener el cuento.

En esta época en la que el feminismo se ha convertido en una forma de vida, me interesa su opinión como mujer y escritora que cuenta entre sus libros con protagonistas femeninas. La duquesa de Alba y la negrita Mari Cruz, la Bella Otero, Olivia Uriarte o Beatriz Canalda, por ejemplo.

Me interesan mucho las biografías para rescatar del olvido a mujeres relevantes.

Yo me defino como postmodernista. Aunque hemos adelantado mucho, todavía quedan muchas batallas por ganar, sobre todo, en el tercer mundo.

Y en el primer mundo, si hablamos de lo literario, las que más libros venden son mujeres, por ejemplo, J.K. Rowling. Sin embargo, son muy pocas las que hay en la Academia o las que ganan el Cervantes.

Como te decía, son muchos los adelantos que hemos hecho, pero si culpas a los hombres no adelantas.

Yo soy más de hacer que de quejarme.

Isabel San Sebastián me hablaba de la censura televisiva mientras que el humorista gráfico Puebla se refería a la censura en las redes sociales. ¿Ha sufrido usted algún tipo de censura?

En las redes por supuesto, porque es verdad que yo tengo a veces ideas poco ortodoxas. Pero lo peor es la autocensura.

En la actualidad contamos con lo políticamente correcto. No podemos salir de ahí. Por ejemplo, los movimientos como Me Too o Black Lives Matter son reivindicaciones importantes y además necesarias, pero crea actitudes que si no sigues te destrozan y esto empobrece mucho todos los discursos.

En «La maestra de títeres», pone de relieve el mundo de las apariencias durante la posguerra. ¿Cree que en la actualidad vivimos más en la apariencia, es decir, lo que conocemos como el postureo?

Es asombroso porque a través de las redes sociales puedes saber todo sobre las influencers: qué comen, dónde están, lo que les gusta, la ropa que llevan, dónde van de vacaciones… Sin embargo, esas personas ocultan mucho, se crean un personaje falso. Esto resulta sorprendente en un mundo en el que contamos con sobredosis de información.

Sabes todo de ellos y todo es mentira, pero parece que te confiesan sus secretos más íntimos.

Su última protagonista, Beatriz Canalda, casi sin remedio nos recuerda a Isabel Preysler, se lo habrán comentado ya en infinidad de ocasiones. Cuénteme cómo es ese proceso de creación.

Yo es que no sé nunca lo que va a pasar. En este caso, tenía claro que quería hacer un homenaje a «La feria de las vanidades» de Thackeray. Me gusta mucho esta obra.

Me siento delante del ordenador, él parpadea y yo me pregunto ¿y ahora qué cuentas?

En este caso es una madre que lleva a su hija al psicoanalista y a partir de ahí, de esa primera frase que tenía en la cabeza se creó la novela. Los personajes hablan y se van definiendo.

¿Qué tipo de escritora es?

Yo diferencio entre dos tipos de escritores; los cojos, que son los que hacen hasta la ficha policial de cada personaje y los ciegos como yo que no sabemos lo que va a pasar.

Tengo entendido que cuenta con un armario de escritora. ¿Me lo cuenta?

(Risas) Eso lo has visto en Instagram, ¿no?

Verás, cuento con varios yo, por eso tengo un armario para cada uno. Uno convencional, de bien educada y otro para cada una de mis reencarnaciones. Pero es que según la ropa que me ponga soy una persona distinta.

¿Me da una exclusiva?

Acabo de terminar nueva novela que ya está entregada, pero aún no sale. Así que me voy a comprar unos zapatos carísimos para festejar.

De todas sus obras, ¿a cuál le tiene más cariño?

Esto es lo mismo que a los hijos. Quieres a todos por igual, pero al que más quiero ahora es al último.

TEST DE SONIA

Té o café. Siempre té, no tomo café jamás.

Detesta: la gente que me cuenta milongas.

Para vivir necesita: cariño.

Ahora está leyendo: el último premio Alfaguara, «Salvar el fuego»

Durante esta entrevista me he sentido como si la que se hubiera comprado esos zapatos nuevos hubiera sido yo. He conocido a una mujer con la que bien podría entablar una amistad. Carmen no solo es una de las reinas de las letras, sino que también es cercana y poseedora de una conversación tan interesante que podría estar escuchándola durante horas.

Ella sería la protagonista perfecta de una de sus novelas o de las mías, ¿por qué no?

Querida Carmen, muchas gracias por tu tiempo y generosidad. Ha sido un verdadero placer haber charlado contigo sobre una de las pasiones que compartimos: la literatura.

Si quieres leer cada semana una nueva entrevista, artículo o estar al tanto de mis novedades editoriales, no olvides suscribirte.

[email-subscribers-for

Mis novelas:

En los ojos del rey. Recuerda que durante el mes de agosto, si lo compras a través de la editorial Esstudio Ediciones te lo mandan firmado.

Diario de un amor confinado. Novela romántica que estará a la venta a partir de septiembre.

Entrevista a Blue Jeans

Comenzamos agosto con un fenómeno de masas. Un escritor amable y entregado a sus lectores, un autor a quien el éxito no le impide continuar con los pies en la tierra. Hoy visita el blog Blue Jeans.

¿Quién es Francisco de Paula, no Blue Jeans?

Una persona normal y corriente que tiene la suerte de hacer lo que le gusta y que ha trabajado mucho para conseguirlo. En lo personal, soy un chico tranquilo, que disfruta de las pequeñas cosas, al que le encanta viajar y el deporte.

Comienzas publicando tu primera novela, «Canciones para Paula», en tu blog y por capítulos. Éxito aplastante. De ahí a Everest y Planeta. Una experiencia fascinante, ¿me la cuentas?

Canciones para Paula

En el año 2008 no tenía trabajo y me acababan de rechazar varias editoriales. Empezaron a ponerse de moda las redes sociales y vi que era una buena oportunidad para que la gente juzgara lo que hacía. Abrí un Fotolog y comencé «Canciones para Paula». Fueron muchos jóvenes los que me leyeron y que me ayudaron a difundir la historia por Internet. Aquello se hizo tan grande que la editorial Everest se decidió a publicarme en papel.

Blue Jeans, ¿por qué escribir con pseudónimo?

Porque quería que nadie me juzgara por algo que no fuera mi manera de escribir, la historia o los personajes. Nadie sabía quién estaba detrás de «Canciones para Paula». Yo permanecía en un segundo plano.

Si no me equivoco, son once las novelas que tienes publicadas. Prácticamente una por año, ¿me das una exclusiva?

Son trece. Acabamos de publicar «La promesa de Julia» y se han vendido los derechos audiovisuales de «La chica invisible» a la productora Morena Films. Además, se está haciendo el cómic. También tengo una idea para una novela, que estoy ya desarrollando. Es todo lo que puedo decir por ahora.

La promesa de Julia

¿Te parece poco? Lo que estás viviendo profesionalmente es todo un sueño. Dime, de todas las novelas que has escrito cuál es tu favorita y la que te ha resultado más difícil de escribir.

Cada novela tiene su momento. Todas han sido difíciles y a todas las tengo el mismo cariño. Aunque quizá los libros de «El club de los incomprendidos» fueron los más complicados por diferentes cuestiones personales y de salud.

Trilogía de El Club de los incomprendidos

¿Qué hay de Francisco en tus novelas?

No demasiado y al mismo tiempo mucho. Son novelas realistas, con personajes actuales, que intento que sean como son los chicos del siglo XXI. De mí hay algunos sentimientos vividos, algunas sensaciones experimentadas, algún gusto personal… poco más.

Acabamos de publicar «La promesa de Julia» y se han vendido los derechos audiovisuales de «La chica invisible» a la productora Morena Films. Además, se está haciendo el cómic. También tengo una idea para una novela, que estoy ya… Clic para tuitear

Para seguir acumulando éxitos, en 2013 ganaste el premio Cervantes Chico. Por favor, cuéntame la experiencia.

Fue un día muy bonito y un momento muy especial. Apenas llevaba tres años publicando libros y que me dieran un premio como ese fue inesperado. Le estoy muy agradecido a los que decidieron otorgármelo y a los lectores. Es gracias a ellos por los que llegan este tipo de distinciones.

Para ti, lo mejor de escribir es…

Lo mejor de esto es el haber encontrado el camino en la vida y que mi trabajo sea una de mis pasiones. Aunque, realmente, lo mejor de todo es contar con el apoyo de tanta gente.

Cuéntame cómo es un día en la vida de Blue Jeans.

Depende de si tengo libro entre manos o no. Si tengo que escribir me paso unas ocho horas delante del ordenador. Soy bastante disciplinado y escribo cada día. Si no tengo libro que entregar seguramente esté de promoción, viajando de un lado para el otro, liado con entrevistas y contestando a los lectores en las redes sociales. Desconecto después de cenar de todo. Intento dedicarle tiempo a mi familia, con la que hablo diariamente por teléfono, y a mi pareja.

La chica invisible

Escritor de corazones y misterios, ¿qué te gustaría hacer después?

Lo que venga estará bien y seguro que muy estudiado. A mí lo que me gusta es escribir.

EL TEST DE SONIA

– Té o café: Café

– Para escribir necesitas: Una cafetería

– Ahora estás leyendo: «La sombra del viento» (releyendo)

– Si fueras un libro serías: Uno de Agatha Christie.

Gracias, Blue Jeans, por contestar a todas mis preguntas y permitirme conocer un poco mejor a Francisco, ese escritor de éxito trabajado a quien tanto admiro y sigo en las redes sociales.

Francisco de Paula es un escritor de esos de cafetería, de los que disfrutan de los pequeños placeres de la vida y que tiene muy claro que los lectores son los que mandan; ellos son los que hacen grande a un escritor. En su caso, lo merece.

Recuerda suscribirte al blog para recibir cada viernes un nuevo artículo o entrevista en tu correo. Si te gusta la novela histórica, te gustará En los ojos del rey. Una novela que está de total actualidad. El reinado y exilio de Alfonso XIII tiene muchas más semejanzas de las que crees con el de su nieto, Juan Carlos I. Puedes adquirirla a través de la editorial pinchando aquí y te la envían firmada.

Formulario de inscripción

Loading

Diario de un amor confinado (IV)

Hoy última entrega de Diario de un amor confinado.

Puedes empezar a leer la novela pinchando en los siguientes enlaces:

Diario de un amor confinado (I)

Diario de un amor confinado (II)

Diario de un amor confinado (III)

Jueves 19 de marzo de 2020

Me he levantado temprano para buscar recetas de cocina saludable en internet. Mi desayuno de hoy: tostadas de pan integral con queso fresco y aguacate, zumo de naranja recién exprimido y café bien cargado.

Antes de que dieran las diez de la mañana y abrieran las puertas del Gastamenos, ya estaba yo haciendo cola. De pronto, mi corazón se aceleró por su presencia, el olor de su perfume invadió mi perímetro de seguridad. Ahí estaba él, con sus vaqueros perfectos y cazadora motera. Acababa de alegrarme el día.

Maldigo mi pereza. ¿Por qué no tendré yo un perro? Sería una excusa perfecta para vernos, porque Max cada día saca a Boli, su Beagle, de paseo y puede hacerlo hasta ¡tres veces al día!

Como todos los jueves hemos quedado las chicas para tomar unas cervezas y aunque no podemos salir, nos hemos arreglado. He estrenado un vestido blanco adquirido en mi última compra en una tienda física antes del confinamiento y me queda espectacular.

Los datos comienzan a ser preocupantes:169 fallecidos.

¿Cuántas personas habrán perdido hoy, día de San José, a su padre? Puedo imaginar cómo es vivir esa crudeza sin poder tomarlo de la mano, sin poder despedirte, darle el último beso y acompañarlo en su último aliento. Quienes hemos perdido a un padre podemos empatizar a la perfección con los que están viviendo esta pesadilla.

Viernes 20 de marzo de 2020

Ha sido una noche larga. No solo por lo tarde que se nos hizo ayer charlando y bebiendo en la distancia, lo cual no deja de ser llamativo, porque fue como si estuviéramos las cinco en la mesa del Money Peny un jueves cualquiera a.c. (nada que ver con el cristianismo que ni practico ni profeso. Con estas iniciales me refiero a antes del confinamiento). Cuando a las cuatro de la madrugada decidimos desconectarnos, me metí en la cama y no dejé de dar vueltas hasta esta mañana a las ocho que, cansada, me he levantado.

Si no he podido dormir ha sido porque mi mente ha estado velando a todos los padres que se marcharon ayer en su día y lo hicieron solos, en silencio, sin hacer ruido ni molestar. Quizá se fueron con miedo, con algo o mucho que decir a sus hijos, con la necesidad de expresar un último sentimiento, dar un consejo de última hora. Yo no soy creyente, pero sí lo son la mayor parte de los abuelos, esos que estos días se van de la manera más triste. Me pregunto si se habrán ido en paz, es decir, si habrán tenido a un cura cerca que les diera la extremaunción que, estoy segura, habrán ansiado.

También he acompañado mentalmente a todas esas familias, a esos hijos que no solo no han podido despedirse, sino que tampoco han tenido la oportunidad de recibir el consuelo de una madre, de un hermano, de un amigo. En consecuencia, no les ha sido posible darlo. Vivir todo este trago en la más absoluta soledad es duro, créeme, sé de lo que hablo.

Mis padres murieron en un accidente de coche hace ocho años. Tampoco yo pude despedirme de ellos, llegaron sin vida al hospital, pero sí les pude dar el último beso. Hoy tendrían setenta y cinco años, así que la parte positiva es que no tengo de quién preocuparme en esta crisis, porque hubieran pertenecido al colectivo más vulnerable. Además, mi padre era hipertenso y había sufrido dos infartos el año antes de morir. Él que pensaba que era más listo que la muerte, al final lo sorprendió en forma de joven borracho y drogado.

Hoy necesitaré café en vena. Tampoco veré a Max hasta el lunes. Día para borrar.

Sábado 21 de marzo de 2020

Anoche dormí a pierna suelta, el cansancio pudo conmigo. Como es sábado, hemos vuelto a quedar las chicas menos Mara que está de guardia. Son las tres de la mañana, pero no me dormiré hasta que no termine de escribir la última palabra de nuestra conversación. Ya sabes, sábado sabadete…

—Chicas, a ver, no me voy a andar con rodeos, así que voy directa al grano. Vamos a hacer un brainstorming sobre nuestras prácticas sexuales. Todas estamos haciendo algo, eso es evidente, solo hay que vernos las caras que tenemos y lo bien que estamos llevando este encierro —soltó sin más saludo Raquel.

Las risas pudieron oírse en Murcia.

—Esperad, vamos a terminar esa botella de vino que nos abrimos ayer. Esta noche promete —dijo Paz—. Nenas, brindemos por el sexo.

Nos acercamos a la pantalla de los teléfonos cada una con nuestra copa.

—Está bien —dijo Paz—. Para empezar, os diré que el sexo está sobrevalorado.

—Venga allá, no digas tonterías tía —la cortó Silvia—. El sexo es lo más importante en una relación, si eso no funciona, no lo hará nada.

—El cerebro es la primera herramienta sexual. Todo está en tu cabeza. Claro que es importante, pero hay más cosas y, sobre todo, podemos encontrar mucho más placer si usamos bien nuestro cerebro —replicó Paz.

—Yo estoy flipando con el sexting —irrumpió Raquel en la batalla dialéctica entre Silvia y Paz —. Nunca pensé que me haría fotos y vídeos con el móvil y me excitara enviarlos, la verdad.

—¿A quién se los envías, tía? —pregunté sorprendida. Debo reconocer que estaba descubriendo cosas que en mi vida había oído y ni mucho menos hecho.

—Pues a Juan, ¿a quién va a ser? El chico al que conocí en el Money el sábado a.c. motivo por el cual no hemos llegado nunca a acostarnos, porque a intimar te digo que intimas con esta práctica. Conozco ya cada lunar de su cuerpo.

—Chata, ten cuidado. No lo conoces y no sabes dónde puede acabar ese material. Mira lo que le pasó a la tipa esa, la concejala —dijo Paz.

—No soy tonta, quedamos a través de los chats privados de Telegram. Son canales con un cifrado especial que no nos permite hacer capturas, tampoco reenviar mensajes. Y lo mejor es que se autodestruyen. ¿Qué os parece?

—Raquelita, tienes mucho que aprender, querida —dijo Silvia—. Deberías tomar nota de la reina de las redes sociales de contactos.

—Pues estarás a dos velas ahora, maja —dije yo.

—¡Qué ingenua mi dulce Valery! Me lo estoy pasando mejor que nunca, tía. Estoy descubriendo unas cosas alucinantes y explorando nuevos campos.

—No estarás quedando con ningún tío, ¿no? Me preocupas —dije.

—Lo que a mí me tiene preocupada es mi banquillo de Tinder. Con lo que me ha costado tener a mis seleccionados y que se hagan a mí. Claro que no estoy quedando físicamente con nadie —protestó Silvia.

—Tienes cuarenta y cinco años, ¿no te apetece formalizar una relación? —pregunté.

—A ver, Valery, no todas somos como tú. Yo me casé, soy madre y tengo pareja, pero cada uno en su casa es más sano. Así, las parejas funcionan mejor —dijo Paz.

—Yo odio a los niños y adoro a los hombres. ¿Por qué quedarme solo con uno? —rio divertida Silvia—. Bueno, dejad que os cuente porque he empezado a practicar el telesexo, ¡flipad! He probado con Matías, el titular de mi lista, unos juguetes eróticos que son lo más. Uno se activa mediante un mando a distancia y el otro con una aplicación en el móvil.

Silvia siempre se supera. Es capaz de captar mi atención y escandalizarme a partes iguales.

Para saber qué ocurre con la historia de Valery y Max tendrás que esperar a septiembre. Si quieres recibir cada semana en tu correo un nuevo artículo, estar informado sobre mis novelas y conocer la fecha exacta de publicación de Diario de un amor confinado, no olvides suscribirte.

Formulario de inscripción

Loading

Si te gusta la novela histórica y quieres descubrir los entresijos y orígenes más cercanos de los Borbones, te doy la bienvenida al reinado de Alfonso XIII. La novela En los ojos del rey la tienes disponible en tu librería habitual, también puedes adquirirla pinchando en el enlace del título.

« Entradas anteriores

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies

ARRIBA ↑