Categoría: Entrevistas (Página 1 de 4)

Entrevistas a escritores

Entrevista a Blue Jeans

Comenzamos agosto con un fenómeno de masas. Un escritor amable y entregado a sus lectores, un autor a quien el éxito no le impide continuar con los pies en la tierra. Hoy visita el blog Blue Jeans.

¿Quién es Francisco de Paula, no Blue Jeans?

Una persona normal y corriente que tiene la suerte de hacer lo que le gusta y que ha trabajado mucho para conseguirlo. En lo personal, soy un chico tranquilo, que disfruta de las pequeñas cosas, al que le encanta viajar y el deporte.

Comienzas publicando tu primera novela, «Canciones para Paula», en tu blog y por capítulos. Éxito aplastante. De ahí a Everest y Planeta. Una experiencia fascinante, ¿me la cuentas?

Canciones para Paula

En el año 2008 no tenía trabajo y me acababan de rechazar varias editoriales. Empezaron a ponerse de moda las redes sociales y vi que era una buena oportunidad para que la gente juzgara lo que hacía. Abrí un Fotolog y comencé «Canciones para Paula». Fueron muchos jóvenes los que me leyeron y que me ayudaron a difundir la historia por Internet. Aquello se hizo tan grande que la editorial Everest se decidió a publicarme en papel.

Blue Jeans, ¿por qué escribir con pseudónimo?

Porque quería que nadie me juzgara por algo que no fuera mi manera de escribir, la historia o los personajes. Nadie sabía quién estaba detrás de «Canciones para Paula». Yo permanecía en un segundo plano.

Si no me equivoco, son once las novelas que tienes publicadas. Prácticamente una por año, ¿me das una exclusiva?

Son trece. Acabamos de publicar «La promesa de Julia» y se han vendido los derechos audiovisuales de «La chica invisible» a la productora Morena Films. Además, se está haciendo el cómic. También tengo una idea para una novela, que estoy ya desarrollando. Es todo lo que puedo decir por ahora.

La promesa de Julia

¿Te parece poco? Lo que estás viviendo profesionalmente es todo un sueño. Dime, de todas las novelas que has escrito cuál es tu favorita y la que te ha resultado más difícil de escribir.

Cada novela tiene su momento. Todas han sido difíciles y a todas las tengo el mismo cariño. Aunque quizá los libros de «El club de los incomprendidos» fueron los más complicados por diferentes cuestiones personales y de salud.

Trilogía de El Club de los incomprendidos

¿Qué hay de Francisco en tus novelas?

No demasiado y al mismo tiempo mucho. Son novelas realistas, con personajes actuales, que intento que sean como son los chicos del siglo XXI. De mí hay algunos sentimientos vividos, algunas sensaciones experimentadas, algún gusto personal… poco más.

Acabamos de publicar «La promesa de Julia» y se han vendido los derechos audiovisuales de «La chica invisible» a la productora Morena Films. Además, se está haciendo el cómic. También tengo una idea para una novela, que estoy ya… Clic para tuitear

Para seguir acumulando éxitos, en 2013 ganaste el premio Cervantes Chico. Por favor, cuéntame la experiencia.

Fue un día muy bonito y un momento muy especial. Apenas llevaba tres años publicando libros y que me dieran un premio como ese fue inesperado. Le estoy muy agradecido a los que decidieron otorgármelo y a los lectores. Es gracias a ellos por los que llegan este tipo de distinciones.

Para ti, lo mejor de escribir es…

Lo mejor de esto es el haber encontrado el camino en la vida y que mi trabajo sea una de mis pasiones. Aunque, realmente, lo mejor de todo es contar con el apoyo de tanta gente.

Cuéntame cómo es un día en la vida de Blue Jeans.

Depende de si tengo libro entre manos o no. Si tengo que escribir me paso unas ocho horas delante del ordenador. Soy bastante disciplinado y escribo cada día. Si no tengo libro que entregar seguramente esté de promoción, viajando de un lado para el otro, liado con entrevistas y contestando a los lectores en las redes sociales. Desconecto después de cenar de todo. Intento dedicarle tiempo a mi familia, con la que hablo diariamente por teléfono, y a mi pareja.

La chica invisible

Escritor de corazones y misterios, ¿qué te gustaría hacer después?

Lo que venga estará bien y seguro que muy estudiado. A mí lo que me gusta es escribir.

EL TEST DE SONIA

– Té o café: Café

– Para escribir necesitas: Una cafetería

– Ahora estás leyendo: «La sombra del viento» (releyendo)

– Si fueras un libro serías: Uno de Agatha Christie.

Gracias, Blue Jeans, por contestar a todas mis preguntas y permitirme conocer un poco mejor a Francisco, ese escritor de éxito trabajado a quien tanto admiro y sigo en las redes sociales.

Francisco de Paula es un escritor de esos de cafetería, de los que disfrutan de los pequeños placeres de la vida y que tiene muy claro que los lectores son los que mandan; ellos son los que hacen grande a un escritor. En su caso, lo merece.

Recuerda suscribirte al blog para recibir cada viernes un nuevo artículo o entrevista en tu correo. Si te gusta la novela histórica, te gustará En los ojos del rey. Una novela que está de total actualidad. El reinado y exilio de Alfonso XIII tiene muchas más semejanzas de las que crees con el de su nieto, Juan Carlos I. Puedes adquirirla a través de la editorial pinchando aquí y te la envían firmada.

Formulario de inscripción

Entrevista a Lorena Franco

Si nuestro anterior entrevistado nos invitó a reír, la entrevistada de hoy nos llevará a vivir momentos de tensión e intriga a través de sus novelas. Comenzamos el mes de julio con una entrevista a una mujer triunfadora. Ella es protagonista de las historias de otros en la pequeña pantalla y la creadora de sus propios personajes en sus novelas. Hoy visita el blog la escritora Lorena Franco.

¿Quién es Lorena Franco?

Actriz desde los veinte y escritora en la sombra desde la adolescencia que, un buen día, decidió sacar del cajón algunos de sus títulos y lanzarlos al mundo a través de Amazon. Actualmente, publico con editorial Planeta y mi último título es «El último verano de Silvia Blanch».

El último verano de Silvia Blanch.

Actriz, presentadora y, un buen día, desembarcas en el mundo literario a lo grande. Cuéntame cómo fue el momento en el que tomas la decisión de empezar a escribir y tu posterior llegada a la editorial Planeta.

Ávida lectora desde que tengo uso de razón, un día me senté a escribir y no he podido dejar de hacerlo. Escribir, más que una decisión, es una necesidad. Siempre tengo una historia en mente que necesito contar.

El paso más complicado fue decidir publicar y así lo hice en diciembre de 2015, decantándome por la autopublicación en Amazon, una plataforma que lanza a los autores, tanto en digital como en papel a todo el mundo, que fue lo que más me atrajo. Para mí era un hobby, compaginaba la escritura con mi trabajo como actriz y nunca pensé que al final esa afición se convertiría en mi trabajo principal.

A veces, no tener una meta marcada y, por lo tanto, vivir esta profesión sin presiones, te ayuda a disfrutar más del camino, dejar que todo fluya y aprovechar cada oportunidad que se vaya presentando sin que la hayas esperado.

La viajera del tiempo.

En 2016 mi novena novela «La viajera del tiempo» fue finalista en el Premio Literario de Amazon, de ahí surgieron oportunidades editoriales que nunca busqué, pero que aproveché y hasta hoy. El 11 de febrero de 2020 salió a la luz «El último verano de Silvia Blanch» con editorial Planeta, la editorial con la que todo autor sueña con publicar. Es un privilegio formar parte de esta gran familia.

Mujer polifacética con éxito en todo. Pero para ti, ¿cuál es el mayor éxito que has conseguido?

Mi familia. Para mí, el éxito es ver felices a mis hijos.

Tienes publicadas más de quince novelas, ¿cuál es la niña bonita?

Tengo dos muy distintas entre sí. La niña bonita es «Perdida en el tiempo», un viaje en el tiempo al Brooklyn de los años 60 y «El último verano de Silvia Blanch» por lo mucho que disfruté escribiéndola.

@byLorenaFranco No tener una meta marcada y vivir esta profesión sin pretensiones te ayuda a disfrutar más el camino. Clic para tuitear
Perdida en el tiempo

La novela que más te ha costado escribir.

En realidad, tengo la suerte de que las historias, al tenerlas tan claras, fluyen muy bien, pero sin duda la más compleja es «Perdida en el tiempo». Fue todo un reto.

Los personajes del thriller «Ella lo sabe» también me lo pusieron difícil a veces, así como la personalidad de la protagonista en «La verdad de Anna Guirao», pero al final, cuando trabajas en una de tus pasiones, todo acaba saliendo.

¿Dónde escribes? Y ¿cuándo?

Aquí es donde nacen las historias de Lorena Franco.

En mi despacho con vistas a las montañas y con la banda sonora de pajaritos cantando de fondo. Soy incapaz de escribir en portátil. Me encanta ver a los escritores dándole a la tecla en cafeterías o mientras viajan, pero yo he desistido. Necesito un lugar fijo y ordenador de mesa para trabajar.

Lo de cuándo es complicado teniendo cuatro hijos, así que, aunque intento escribir por las mañanas, a veces no me es posible y mucho menos tener un horario fijo, porque cada día es distinto. El rato que aprovecho más es de 20:30 a 22h aproximadamente, cuando la casa está más silenciosa y tranquila.

¿Quiénes son tus referentes literarios?

Patricia Highsmith, Agatha Christie, Joël Dicker, Gillian Flynn… la lista es larga.

Este blog lo siguen muchas personas que se están adentrando en el mundo de la escritura, ¿qué consejo le darías a un escritor novel para publicar?

Que estudie las opciones y consulte con la almohada con cuál se siente más identificado. El camino de la autopublicación en Amazon, por ejemplo, y hablo de esta plataforma porque es la más potente, te da a conocer no solo a los lectores sino también a agentes literarios y editores, en el caso de que tu sueño sea publicar con editorial y no ir por libre.

También es muy importante dar con la editorial correcta donde tu estilo encaje. Si, directamente, no te planteas la autopublicación para empezar, antes de presentar tu manuscrito a una editorial yo aconsejo encontrar un agente literario que crea en ti y en tu obra para que te represente y te mueva como autor.

¿Me das una exclusiva?

Siempre estoy escribiendo, enlazo una novela con otra y así llevo cinco años. Si todo va bien, a principios de 2021 publicaré un thriller con editorial Planeta, deseando que lo disfrutéis tanto como lo he disfrutado yo. 

¿Qué te hubiera gustado que te preguntara, pero no lo he hecho? Dame también la respuesta, por favor.

¿Qué libro te llevarías a una isla desierta?

«Los renglones torcidos de Dios» de Torcuato Luca de Tena.

EL TEST DE SONIA

Té o café: Café. Siempre.

Si fueras un personaje literario, serías: Claire Randal (Outlander).

Ahora estás leyendo: «El enigma de la habitación 622» de Joël Dicker.

Lorena es: Inquieta y decidida.

Lo que más detestas: la maldad.

Lorena, gracias por tu tiempo. Ha sido un placer que visites el blog y ya nos tienes impacientes esperando esa nueva novela.

Lorena Franco, una mujer que acaricia el éxito profesional y llega a nuestros hogares para adentrarnos en otras vidas, en nuevas historias, bien a través de la pequeña pantalla, bien mediante sus propias historias convertidas en novela.

Una mujer cuyo mayor éxito es su familia.

Recuerda suscribirte al blog para recibir cada viernes un nuevo artículo en tu correo y si te gusta la novela histórica «En los ojos del rey» donde te adentrarás en la vida íntima y reinado del rey Alfonso XIII.

Formulario de inscripción

Entrevista a José Manuel Puebla

Esta semana no visita el blog un escritor. Hoy entrevisto a una persona que con un dibujo y una sola frase es capaz de decir más que muchos periodistas con un artículo. Te presento a alguien a quien admiro y que ha tenido la amabilidad de aceptar mi invitación para charlar un rato sobre su trabajo, la vida y los libros: el humorista gráfico José Manuel Puebla.

Puebla, con la b al revés, una persona rápida y de fluidez envidiable que decidió perseguir su sueño para vivir de él.

Siempre empiezo las entrevistas con la misma pregunta, pero hoy voy a darle una vuelta y te la formularé de otra manera. Para Puebla, ¿quién es Puebla con esa b al revés? Dime la definición que vive en tu cabeza y que nadie sabe.

Uy, pues a ver. Con la b al revés quiero representar esa forma que tengo de darle la vuelta a las cosas. A veces, es que soy un enigma hasta para mí mismo.

Represento las cosas como vivo la vida; mi trabajo es una manifestación de mi forma de ser. Cada día me suelo intentar sorprender también a mí.

Puebla es ecléctico, con muchos intereses diferentes desde la música a la lectura.

Una licuadora. Absorbo lo que se me plantea y la actualidad es una excusa para representar otras inquietudes.

En alguna ocasión has dicho que las viñetas deben estar subordinadas al artículo. Las tuyas, sin embargo, tienen vida propia. ¿Qué es lo que más te preocupa?

El guion.

Forges decía que al humor gráfico hay dos formas de llegar; por un lado, está el chistoso que dibuja; por otro, el dibujante que acaba haciendo chistes.

Primero, hay que buscar el estilo representativo del dibujo y al principio se notan mucho tus referentes. Yo quería, además, decir algo, pero para eso hay que formarse.

A veces adapto el dibujo al texto y otras veces se necesita de caricatura.

En cualquier caso, dibujo para mí, no buscando el like. ¿Para qué quiero tantos seguidores si no me compran los libros? (risas)

Hace unos días, hablando con Isabel San Sebastián, comentábamos la censura que existe en la España de las libertades. ¿Has sentido esa censura a la hora de dar vida a tus viñetas?

Toda una guerrera Isabel.

La censura está a la orden del día. Antes, durante el franquismo, por ejemplo, había una oficina con una persona que se encargaba de censurar. Ahora hay un censor por cada español que se mete en las redes sociales.

Por ejemplo, hago una viñeta sobre un tema determinado que no gusta a un colectivo, pues en las redes ese colectivo se encarga de dejarte claro que no le gusta y si sigues te cae la mundial. Si consiguen que te calles, entonces se ha producido la censura.

Hay que dejar claro desde el principio quién eres.

Mientras media España está que trina con el Gobierno y la otra media con la mitad restante, tú estarás agradecido y feliz con la gran fuente de inspiración que son.

Egoístamente, me viene bien, claro. Pero es que al final es un dislate y yo con lo que más disfruto es con los temas sociales y termino hablando de mis historias familiares que me encantan.

En la política siempre hay algún escándalo y hay días que marcan la agenda. Además, hay que estar muy atento, porque se está intentando hacer la puñeta a las compañías privadas de prensa.

Mira, si te fijas, el «Tratado de psicología de masas» de Gustav Le Bon se está llevando a cabo punto por punto. 

Lo que no interesa nada son tipos como yo que invitan a la reflexión.

Lo puedes comprar aquí.

“Por no Llorar” es una compilación de obras de 2005 a 2009 aparecidas en los Diarios ElFaro, El Economista, ABC o más recientemente en el digital LaInformación.
La selección, ordenada temáticamente, permite una comprensión y disfrute de asuntos que han marcado la agenda española durante los últimos años.
Olfato, dedicación ingenio y maestría con el lápiz son los ingredientes que, macerados en el mortero del mundo ramoniano, el humorista gráfico devuelve al lector.

¿Cuántas viñetas dibujas al día? ¿Qué tardas en crear cada una?

Normalmente, son dos al día, que ya me llevan todo el tiempo, pero cuando no hay un objetivo, una obligación, cuesta.

La parte mental es la que más me ocupa. Algunos días sientes que la idea surge rápido, pero es que en verdad la llevas gestando más tiempo.

Con alguna puedo tardar cinco horas y con otra tres. A veces, he dedicado todo el día a una y no me queda más que media hora para la otra y cuando la veo al día siguiente, me pregunto: ¿esta es mía? y pienso «ha quedado genial, mejor que la otra a la que le dediqué el día».

Esta viñeta, posiblemente sea mi favorita. Hay viñetas que no pasarán de moda nunca, está claro.

Precisamente, esta viñeta abre el libro «No está todo reído».

Cómpralo aquí.

Risa, reflexión e ingenio. El gran humorista gráfico José Manuel Puebla vuelve a la carga con su estilo particular, irónico y transgresor. Después de Si no fuera por estos raticos se atreve con No está todo reído, un compendio de 150 ilustraciones a color que nacen con la idea de hacernos pensar en todo lo que hay que cambiar a través de la poderosa herramienta de la risa. «No hay mejor antídoto para acabar con todo aquello que nos hace mal a la sociedad que a través del humor», dice el autor.

En el libro «Si no fuera por esos raticos» me planteé la idea ya de recopilar aquellas viñetas que siempre tendrán vigencia. La política desde otro punto de vista, sacando los nombres propios del libro.

El libro es una explosión de puntos de vista de la gente anónima sobre esta crisis que ya duraba mucho incluso cuando empezó. «Es una recopilación de reflexiones a fogonazos, a la que tú que estabas tomándote el café a mi lado también contribuiste», dice su autor.

¿Te has planteado alguna vez ilustrar libros?

He tenido alguna experiencia de cuatro o cinco libros, pero más porque querían tener mis dibujos, por ejemplo, «Economía para andar por casa» o «Dejemos de perder el tiempo».

Lo que pasa es que se necesita mucho tiempo y no puedo, tendría que dedicarme a eso en exclusiva.

Dices que leer es necesario, pero reírse es imprescindible. ¿Qué relación existe entre un dibujante y un escritor? Si crees que la hay.

Claro que la hay. Los dos partimos de procesos creativos parecidos. Yo también trabajo solo y durante la fase de documentación necesito aislamiento.

Adoro tu capacidad de síntesis. Como decía en la presentación de esta entrevista, reunir en una frase lo que un periodista desarrolla en un artículo es de envidiar. Haces sentir, provocas emociones y, además, cuentas.

Bueno, intento aprovechar cualquier recurso. A veces, pienso que son microcuentos lo que hago.

Juego con las palabras. Puedo centrarme en una mirada e intento no desviar nada dando toda la importancia al texto. Otras veces es al revés. Pero me gustan las viñetas con diálogos.

¿Qué te queda por hacer?

Es que sigo viviendo del sueño. Yo era profesor de plástica en el colegio Maristas de Cartagena y lo empecé a compaginar con el dibujo y colaboraciones, hasta que un día me dije que me había preparado lo suficiente y estaba listo para trabajar en un diario de tirada nacional. Empecé por el año 2000 en nacional y sigo pensando: ¡qué pasada!

@PUEBLAdibujante Empecé por el año 2000 en nacional y sigo pensando: ¡qué pasada! Clic para tuitear

TEST DE SONIA

Té o café: café cortado.

No soportas: el abuso de poder en todas sus variantes.

Estás leyendo: «SIDI» y releyendo «Matar a un ruiseñor».

Para crear necesitas: escuchar, leer, pensar, pensar mucho.

Y este es Puebla; la persona que ha pensado esa primera pregunta para darme una respuesta pausada, trabajada; el dibujante de la eterna sonrisa que he podido percibir a través del teléfono durante el tiempo que hemos estado conversando.

Gracias por tu generosidad, por abrirte en canal como me has dicho para contestar cada pregunta. Me quedo con el mensaje que transmiten tus palabras: que eres de esas personas que valoran y disfrutan lo que tienen y que has conseguido con esfuerzo diario gozar de tu trabajo.

Cuentas con dos proyectos que pronto verán la luz: un libro de «Historias familiares», esas que tanto te gustan y un recopilatorio para celebrar los diez años de La Verdad.

Te mereces que todo sea un éxito y ahí estaremos para saborearlo contigo.

No olvides suscribirte si quieres recibir cada viernes en tu correo un nuevo artículo. Como lectura de verano, puedes adentrarte en el reinado más sicalíptico con la novela En los ojos del rey.

Formulario de inscripción

Entrevista a Isabel San Sebastián

Todos tenemos nuestros referentes, aquellas personas a las que admiramos y seguimos. La entrevista de esta semana es especial, porque he tenido la gran suerte de charlar con una escritora a la que comencé a seguir en su faceta periodística cuando yo no había alcanzado la veintena y me tomaba con ella el primer café.

Hoy visita el blog Isabel San Sebastián.

¿Quién es Isabel San Sebastián?

Mujer, madre, abuela, hija. Me considero más madre o abuela que profesional; mi identidad personal siempre prevalece. Mi relación con mis hijos y nietas es fantástica. Fíjate, podría haber sido cualquier profesión, menos profesora porque no tengo paciencia, pero no podría no haber sido madre.

Fundamentalmente, soy una persona libre y la literatura te brinda ese espacio de libertad, porque de las librerías, como tus libros gusten, no te echan.

En estos momentos es una pregunta casi obligada, ¿cómo llevas el confinamiento?

Estoy pasándolo sola con la compañía única de mi perro Patán. Es penoso no poder estar con mis nietas, además, la pequeña acaba de nacer un poco antes de confinarnos, pero soy positiva por naturaleza. Hago de la necesidad virtud.

Estoy aprovechando para cocinar y hacer costura. Hago cosas que no practico nunca y escribo artículos y colaboro en la radio por teléfono.

Leo mucho también, porque los libros te evaden a coste cero.

@isanseba: Fundamentalmente, soy una persona libre y la literatura te brinda ese espacio de libertad, porque de las librerías, como tus libros gusten, no te echan. Clic para tuitear

Formas parte de la Asociación de Escritores con la Historia y has organizado la II Semana de Novela Histórica en Pozuelo de Alarcón, Madrid, con un éxito aplastante. El lema es «Escritores al rescate de la Historia de España», no podríais haber elegido una palabra más representativa. ¿Cómo surge esta idea?

La verdad es que lo es. Mira, hay un sector ideológico que ha hecho bandera de la denostación de nuestra historia. No es posible renegar de la Reconquista o del descubrimiento de América. Por eso, la Asociación nace como una reivindicación del patrimonio histórico. A través de la novela histórica reivindicamos el carácter de la Historia.

En alguna ocasión has dicho que «si los españoles nos molestáramos en conocer nuestra historia, los nacionalistas no podrían inventarse una historia falsa». ¿Dónde nace esta ignorancia o desconocimiento?

Sí, así es. Hay un problema que es el sistema demencial que tenemos que ha entregado las competencias de educación a las autonomías. Y un sector ideológico que piensa que hay que renegar de nuestra historia.

La Peregrina.

En tu novela «La Peregrina» explicas la historia del Camino de Santiago. Hoy conocemos el camino francés como el original y dices «como siempre, desconocemos nuestra Historia y nos dejamos arrebatar nuestras hazañas».

Es verdad.  Mira, Alfonso II fue quien inició el culto al santo y fue por el camino Primitivo, no el francés. Los restos del santo aparecieron en Iria Flavia, hoy Padrón. Así que no es a los franceses a quienes debemos el culto ni el camino.

¿Cómo has celebrado este Día del Libro tan atípico?

Utilizando las nuevas tecnologías. Grabé un vídeo para Instagram y Twitter que compartí con todos y además escogí la cubierta de mi nueva novela.

Háblame de tu nueva novela que sé que ya está en el horno.

Se titula «Las campanas de Santiago» y es un episodio entre la leyenda y la historia. Aunque hablo de leyenda tiene una sólida base histórica.

Se dice que Almanzor, a quien los cristianos llamaban el azote de Dios, atacó Santiago de Compostela y se llevó las campanas de la Iglesia andando hasta Córdoba. Y la novela relata este episodio.

¿Dónde escribes?

Isabel trae aquí sus novelas germinadas ya para empezar a darles forma.

Escribo siempre en Madrid, en mi despacho, pero todas mis novelas las pergeño, las masco y pienso en Asturias. Allí es donde siempre nacen las ideas, porque rodeada de naturaleza es donde puedo pensar bien.

Y ¿qué es lo que más le gusta leer a Isabel?

Pues novela histórica, ensayo histórico y, según el momento, también poesía.

«La Visigoda» fue la novela ganadora del Premio Ciudad de Cartagena que es mi ciudad. Cuéntame la experiencia.

La Visigoda.

¡Anda, que eres de allí! Pues me hizo muchísima ilusión porque fue mi primera novela histórica y escribí esa novela como una apuesta o desafío con José Luis Balbín. Una vez que me hacía de guía de su tierra, Pravia, entramos en una iglesia en la que leí una placa que decía «A los reyes holgazanes». Le pregunté qué era eso y me lo explicó que eran reyes que habían decidido vivir tranquilamente en su corte de Pravia y pagar un tributo a los musulmanes a cambio de no tener que guerrear con ellos. Me pareció una historia tan maravillosa que le dije que tenía que escribir sobre eso a lo que me respondió que escribiese yo. Y lo hice, me lo tomé como algo personal y me puse a ello. Así, nació La Visigoda.

Alana, su protagonista es mi alter ego literario. Si yo hubiera nacido en la Edad Media hubiera sido ella sin duda.

Me gustaría hacer mención y que me hablases del papel de la mujer en tus novelas, porque ya desde el mismo título adquieren un relieve: «La Visigoda», «La peregrina», «La mujer del diplomático» o lo que es lo mismo: Alana, Lucía, María o Huma en «Astur».

Es que yo soy mujer. Puedo ponerme en la mentalidad del hombre, pero es más fácil ponerme en la piel de la mujer. Además, me interesan más las hazañas de las mujeres, las de los hombres están más contadas.

¿Cómo fue tu llegada al mundo editorial? ¿Qué consejos le darías a los escritores noveles?

Verás, primero publiqué los Cuentos de María la Gorda animada por dos personas cuya opinión valoro por encima de todo, que son Ansón y Chani Henares. No tuvo mucho éxito, pero bueno, ahí están.

Yo ya era periodista de El Mundo y Ansón me lo publicó en La Esfera, la editorial del periódico.

A partir de ahí, vinieron las demás.

Al novel le diría que la autoedición hoy es un mecanismo para darte a conocer. Y que hay que escribir si de verdad sientes la necesidad de contar algo.

No se puede escribir con la idea del triunfo o de hacerse rico @isanseba Clic para tuitear

EL TEST DE SONIA

Si fueras un libro, serías: «La vuelta al mundo en 80 días».

Té o café: Café, claro.

Te tomarías un café con: no con mucha gente.

No eres lectora de:  prensa deportiva.

Y tras acabar esta entrevista, soy feliz. Hoy he tenido la oportunidad de mantener una conversación con una periodista y escritora a la que sigo desde mi incipiente juventud. Gracias, Isabel, por contestar a mi llamada con tanto cariño. Ha sido un verdadero placer escucharte hablar sin censura y de censura, compartir impresiones de madre y descubrir que compartimos principios.

Isabel San Sebastián, una mujer libre de pensamiento y opinión. Una escritora con la que me identifico aún más después de hablar con ella. Una periodista que no se casa con nadie y que es fiel a sus ideales, pero, sobre todo, a la Historia de España a la que defiende a través de sus novelas demostrando la valía, los errores, las hazañas o aventuras de un pueblo, el español.

Gracias a su trabajo y al de los demás miembros de la Asociación de Escritores con la Historia podemos conocer la verdad, no como nos la han contado en muchas ocasiones, sino como sucedió, para bien o para mal.

Así es ella, una mujer que disfruta y pone pasión en todo lo que hace, pero que tiene clara su prioridad: su familia. Isabel San Sebastián es una mujer que no se tomaría un café con mucha gente, sin embargo, los afortunados estoy segura de que son personas que merecería la pena conocer.

No te olvides de suscribirte para cada viernes recibir un artículo como este en tu blog.

Formulario de inscripción

Entrevista a la escritora Ayanta Barilli.

Tras más de cincuenta días y después de que nos hayan robado el mes de abril, comienza mayo empujando a una primavera que se nos presenta de esperanza.

Nos hemos quedado sin la celebración tradicional del Día del Libro y también echaremos de menos nuestras ferias.

Por fortuna, mientras existan artistas, la cultura no nos la puede robar nadie. No podrás negar que el arte ha sido y es uno de los pilares fundamentales de este confinamiento. Pero si hacemos referencia a los artistas, hay que hablar de una mujer que representa y engloba la figura del artista.

Hoy visita el blog Ayanta Barilli.

¿Quién es Ayanta Barilli?

Una persona con una sensibilidad especial para la literatura, cine, hacia algún tipo de música (no toda). Siento que tengo que desarrollar estas facetas, porque así me lo han enseñado en mi familia que es uno de mis principales alimentos.

Un mar violeta oscuro es una novela narrada por una mujer orgullosa de las mujeres que marcaron su vida: bisabuela, abuela y madre. O lo que es lo mismo: Elvira, Ángela y Caterina. Pero también que reconoce los errores. ¿Es así? ¿Por qué decidiste escribirla y abrirte en canal mostrando al mundo esa parcela tan privada?

Estoy orgullosa, pero eso no quiere decir que estemos exentos de los errores. Hay que reflexionar sobre ellos para mejorar, porque la vida es un camino de aprendizaje.

Y relatar la historia de quienes me fascinaron también es analizar las piedras con las que se encontraron. Qué puedo aprender de quienes me precedieron. Somos como las piedras de Pulgarcito; las familias somos el fruto de todo lo que se vive. Y muchas veces no preguntamos, no indagamos sobre nuestros antepasados. Hay una falta de conciencia y tenemos que saber que lo que eres no te lo debes solo a ti.

Una novela que desprende sentimientos y emociones en cada página.

Un mar violeta oscuro, ¿por qué este título?

El mar es el de mi infancia, además uno de los lugares geográficos de la novela y que enmarca las primeras luces de recuerdos. Es el mar donde se concentran mis miedos y la belleza que hay en mí.

Pero el título ha ido cambiando, ha pasado por varias posibilidades. Incluso la novela estuvo mucho tiempo sin título hasta que apareció un día.

El lugar en el que escribes.

Por épocas. Casi siempre en casa. Escribo en mi buhardilla donde tengo una mesa debajo de un tragaluz. Es un sitio muy bonito. También en la cocina y corrijo en el sofá.

En verano en el patio de mi casa. Estoy mucho tiempo fuera.

Y en Tellaro, mi pueblo en Italia, en una terraza de un bar que da al mar y allí puedo escribir durante horas. Pero es el único sitio fuera de casa en el que puedo escribir.

¿Con cuál de las tres protagonistas te sientes más identificada o eres más parecida? Si lo prefieres, ¿qué tiene Ayanta de cada una?

Me he ido sintiendo identificada con todas según desarrollaba su historia. Fui siendo cada una, aunque mi madre fue la más difícil emocionalmente. Tuve que recuperar la imagen dolorosamente perdida.

Hay que reflexionar sobre los errores para mejorar, porque la vida es un camino de aprendizaje. @BarilliAyanta Clic para tuitear

Dame una exclusiva.

¿Una exclusiva literaria? Pues estoy escribiendo una nueva novela de la que quizá lleve la mitad. Pero ni idea de lo que estoy haciendo, hasta que no acabe no sé nada nunca. De verdad.

Son muchos los escritores noveles que nos leen, por eso, esta pregunta es para ellos. Un mar violeta oscuro ha sido finalista del premio Planeta. ¿Cómo fue la experiencia? ¿Les recomendarías presentarse a premios literarios?

En España hay muchos premios relevantes que pueden ser una gran ventana.

Mi experiencia fue insólita, creo que soy la primera escritora que queda finalista en el premio siendo novel. Por lo que puedo decir que posible.

Yo presenté la novela a varios premios y editoriales, siempre con un pseudónimo y cambiando todos los nombres de los personajes para que no me pillaran. No quería que se supiera quién era, ni se me pudiera relacionar con mi padre, Fernando Sánchez Dragó.

¿Tienes agente literario?

No tengo porque no había publicado antes. Después de enviar la novela a varias editoriales tuve que esperar un año a que me respondieran. Había perdido la esperanza ya, la verdad. Pensé que no era una obra que pudiera interesar. Y aproximadamente después de un año, me llamaron. No me lo creía, porque había perdido ya toda esperanza, incluso me había olvidado.

Sostienes que las mujeres Barilli no han sabido elegir bien a sus parejas. Crees que ellos no eran apropiados excepto tu padre. Con él te muestras complaciente. Por eso, me sorprende, bueno no me sorprende porque las hijas adoramos a nuestros padres por lo general , pero esto ya es una interpretación personal.

Bueno, es que ellos vivieron una etapa divertidísima. Los dos fueron cómplices de su dicha y su desdicha. Analizo una época curiosa, que ha tenido cosas muy graciosas y otras que han sido locuras. Pero fue una relación en la que no existió el maltrato, compartieron una revolución entre los años 60 y 70 en la que llevaron a cabo experimentos más o menos logrados.

Los otros no fueron acertados, incluso eran peligrosos. Además, no hay que olvidar que mi padre fue solo una parte de la vida de Caterina, después llegó Pietro.

Estoy preocupada. Veo que las escritoras a las que admiro tenéis todas gato. ¿Existe alguna relación entre el gato y el éxito? ¿Traen buena suerte?

¡Yo tengo dos gatos! Para mí, el gato es casa, es hogar. Son una fuente de energía extraña que solo poseen ellos.

Es el gato el que te elige y llega cuando quiere; en momentos de lectura, de escritura…

Da la sensación de que en ocasiones escribes para ti. Incluso para tu familia o las personas que te conocen, pero ¿pensabas en el lector mientras escribías o era más un ejercicio de reflexión familiar o un homenaje a tu madre?

Claro que pensaba en el lector. Todo el tiempo. Tuve miedo también a cómo iba a reaccionar mi familia ya que hago públicas muchas cosas que pertenecen al ámbito privado. Pero quería universalizar algo tan íntimo porque es un ejercicio de compartir. Lo que me pasa a mí es lo que nos ocurre a todos.

Y toda mi familia ha leído la novela y le ha gustado. Solo hay una persona que no lo ha hecho, mi tía Carlota, porque para ella es doloroso. Tiene 84 años. Pero, aunque no lo ha leído me ha acompañado a todas las presentaciones, ha atendido hasta a los periodistas, me ha apoyado y me ha dado su cariño y con eso me basta.

El test de Sonia

Té o café: Té.

Como escritora es necesario: disciplina y concentración.

Si fueras un personaje de novela serías: Ana Karenina.

Ahora estás leyendo: Martin Eden de Jack London y el último de Zoe Valdés Pájaro lindo de la madrugá.

Lo mejor de Ayanta: la fortaleza.

Lo peor: la frialdad. (se lo ha pensado mucho y no me la imagino)

Charlando con Ayanta he descubierto a una mujer que disfruta navegando entre las olas de la cultura, que ama su trabajo y es tan respetuosa como inteligente. El bagaje cultural que posee no tiene límites, ella representa con dulzura todo el talento y también atrevimiento de los Barilli así como el conocimiento heredado del lazo paterno.

Reconoce que es fuerte y puede llegar a ser fría, aunque en ese papel, yo no me la imagino.

Gracias Ayanta por atender mi llamada, por regalarme una charla que quedará en mí siempre guardada.

Si quieres seguir leyendo entrevistas a más escritores, no dejes de suscribirte.

Formulario de inscripción

« Siguientes entradas

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies

ARRIBA ↑