3 curiosidades históricas

¿Eres una persona curiosa? Porque hoy te voy a contar tres curiosidades históricas.

A mí me gusta saber la procedencia de cada palabra que llama mi atención, bien leyendo, bien viendo una serie o la tele. Del mismo modo, me fascina indagar en nuestra historia. Ir al origen, descubrir por qué pasó cada acontecimiento histórico como sucedió y, sobre todo, pongo en tela de juicio cada información que leo. Tengo mis fuentes en las que creo con firmeza y ¿sabes por qué? Porque se trata de historiadores que se han preocupado de conocer nuestra historia sin distorsiones y nos la muestran con honestidad.

Supongo que, si sigues este blog, te pasará algo similar. En otra ocasión ya hemos hablado de otra curiosidad histórica.

Por eso, hoy te voy a hablar de 3 curiosidades que tienen relación con la historia.

Galeno. Una profesión hoy de héroes. ¿Quiénes eran los galenos?

Hasta el siglo XVIII, los médicos eran conocidos como galenos en honor al médico de los emperadores romanos, Galeno de Pérgamo, que también escribió tratados de anatomía y fisiología, por ejemplo, el tratado de terapéutica conocido como Ars Magna.

Como curiosidad sobre Galeno, el que da nombre al colectivo, diremos que preparaba medicamentos mediante la mezcla de plantas, el más conocido era el «teriaca» que fue un antídoto universal usado hasta el siglo XIX por contener opio.

¿Por qué los reyes españoles se casaban siempre en pueblecitos perdidos y poco relevantes de la geografía de nuestro país?

Podría existir una historia o incluso leyenda bonita, de cuento, que para algo son reyes. Sin embargo, la respuesta es mucho más antiestética de lo que puedas imaginar. Te digo más, es hasta tosca, pero muy en consonancia con dichos matrimonios que se celebraban por pura conveniencia. Teniendo en cuenta que todo eran contratos que encerraban negociaciones entre países y ninguno se realizaba por amor, ¿cuál piensas que podría ser el motivo?

Además, recuerda que se casaban siendo niños (muchas eran las veces que tenían que esperar hasta un par de años a que la esposa diera la bienvenida a la menarquía para consumar el matrimonio).

¿Lo tienes? Venga, un minuto más y damos la respuesta juntos.

Exacto: por dinero.

Así es la historia: Todo por dinero.

El lugar en el que se celebraba el matrimonio de los reyes estaba exento de pagar impuestos, por lo que el rey de turno, que normalmente andaba justo de parné, no podía prescindir de los impuestos de Madrid.

Por ejemplo, Felipe IV y su segunda esposa, Mariana de Austria, se casaron en Navalcarnero que era un pequeño pueblecito en la época.

Carlos II y Mª Luisa de Orleans celebraron sus nupcias en Quintanapalla, un pueblecito de Burgos.

¿Te gusta el Bloody Mary? A mí no, la verdad, pero tampoco importa. ¿Sabes de dónde viene el nombre del famoso cóctel?

Las historias de la Historia está donde menos te lo esperas, hasta cuando bebes. ¿Quién era Bloody Mary? Clic para tuitear

Deja que te cuente la historia muy brevemente. María Tudor fue la segunda esposa de nuestro Felipe II. Ya había alcanzado la buena de Mary la treintena cuando se desposó con nuestro rey siendo once años mayor que él. Además, era prima hermana de los padres de Felipe. El tema de las edades no ha sido un problema para los reyes a lo largo de la historia, pero sí la falta de gracia y en el caso de la inglesa hablamos de una mujer de huesos muy marcados, ojos pequeños y sin vida, con tendencia a la alopecia y que no sabía sonreír, al menos, pocos fueron los agraciados que pudieron percibir una mueca de lo que podría ser una sonrisa.

Aquí, la receta de una curiosidad con mucha historia.

Y ¿qué tiene que ver todo esto con el cóctel? Pues en verdad nada. Solo era para ponerte en situación y que te hagas una breve idea de cómo era la reina para contarte que, en realidad, este sobrenombre se lo pusieron sus compatriotas, los ingleses. María o Mary, como prefieras, practicaba un catolicismo exacerbado, lo que hizo que tuviera que sufrir consecutivas burlas.

De este modo, los buenos de los ingleses, sus compatriotas, comenzaron a lanzar la leyenda de que la reina de España era una sanguinaria, de ahí Bloody Mary, María la sanguinaria. ¿Por qué? Muy sencillo, por hacer lo mismo que todos los que tenían poder en la época: perseguir a los anglicanos (en este caso) para quemarlos en la hoguera inquisitorial. Fueron muchos los herejes a los que ejecutó, sin embargo, para desgracia de los ingleses, no fue más sanguinaria que su sucesora, su hermana la reina Isabel y a la que en tan alta estima tenían.

Para terminar una curiosidad de regalo.

¿Sabías que en España los reyes no son coronados?

No podemos hablar de coronación, sino de proclamación. En España, a diferencia de otras monarquías, no reciben la corona de manos de ningún obispo, sino que el ascenso al trono se lleva a cabo por medio de un acto de proclamación en las Cortes. La corona que podemos ver en la Sala del Trono del Palacio Real de Madrid, la encargó hacer el rey Carlos III a su platero y jamás ha decorado la cabeza de nuestros monarcas. Solo aparece, normalmente sobre cojín carmesí en la apertura de las Cortes y en la proclamación de los reyes Juan Carlos I y Felipe VI.

Te voy a recomendar dos libros por si quieres profundizar un poco más:

La Historia de España contada para escépticos y La familia del Prado, los dos de Juan Eslava Galán. Ambos puedes pedirlos en la librería Notting Hill para que te los envíen a casa.

Probablemente fueras conocedor de estos porqués, quizá los acabes de descubrir tras la lectura de estas líneas. En cualquier caso, me gustaría saber cuál ha llamado más tu atención.

Otra semana os hablaré de más curiosidades. Mientras tanto, te invito a suscribirte para que cada viernes seas el primero en recibir en tu correo el artículo de la semana.

Formulario de inscripción

Loading

2 comentarios

  1. Manolo G. Sanahuja

    Cada día te superas. Eres una crack… o en lenguaje inclusivo de ese que da patadas al diccionario y que tan de moda se ha puesto entre nuestros políticos de izquierdas… eres una cracka 😂😂😂😂😂

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies

ARRIBA ↑