Cuando te adentras en el mundo de la escritura y tienes la oportunidad de charlar con aquellas figuras a las que admiras, sientes que creces. Yo he tenido la suerte de crecer un poquito más tras conversar un rato con una persona que sabe de historia, que opina de todo, aunque a veces no guste lo que dice, pero lo dice. Durante esta entrevista he recibido una clase magistral de nuestra historia por parte de un escritor que la conoce, que la ha vivido e incluso interpretado. La pasión que imprime en cada una de sus palabras te invita a querer conocer más, a no poder dejar de escuchar lo que cuenta, porque lo importante es cómo lo narra.

La primera entrevista de los nuevos años 20 es la suya, hoy visita el blog Antonio Pérez Henares, Chani. De sobra es conocida su labor periodística, pero aquí nos vamos a centrar en el Chani escritor. Si te gusta la novela histórica, no puedes perderte esta entrevista.

¿Quién es Antonio Pérez Henares?

Yo me llamo Antonio Pérez Gómez, lo de Henares me lo puse para firmar cuando empecé a trabajar en el periódico. Eso sí, antes pedí permiso a mi madre para cambiarme el apellido.

Siempre quise ser escritor. Fui un niño de pueblo que aprendió a leer jovencísimo, en parte, gracias a mi maestro don Enrique; él me enseñó a soñar.

La condición de niño tímido y solitario hizo que encontrara un refugio en la literatura, de ahí que leyera a temprana edad El Quijote.

Otra de las figuras más importantes de mi vida fue mi abuelo Valentín. Porque mi abuelo era un narrador maravilloso que me inculcó mucho. Era el típico labrador castellano con chaqueta de pana que me relataba cuentos castellanos, romances.

Gracias a él descubrí el romance de La loba parda del libro «Flor nueva de romances viejos» de Ramón Menéndez Pidal. De aquí nace mi pasión por escribir, mientras que la pasión que siento por mi tierra viene dada por el desarraigo.

En definitiva, sigo un principio básico de dignidad ya que no pretendo ser más que nadie, pero tampoco menos.

@chanihenares: "Sigo un principio básico de dignidad ya que no pretendo ser más que nadie, pero tampoco menos." Clic para tuitear

Entonces, ¿de dónde viene lo de Chani?

Nací en Guadalajara, pero emigramos a Durango cuando tenía 8 años, de ahí que me sienta un poco vasco. El acento pronto se me quedó y a mi vuelta a Guadalajara, el profesor de dibujo comenzó a llamarme así pensando que sonaba un poco vasco. Ahora me conocen como Chani.

En tu última intervención en el programa de radio de RNE “24 Horas”, te despediste diciendo unas palabras que llamaron mi atención: “he aborrecido mi profesión porque es incapaz de algo tan simple como decir verdades”. ¿Te sientes hoy más identificado o cómodo en la faceta de escritor que en la de periodista?

El periodismo me ha costado muy caro. Llegó un momento en el que me cansé de ir contra corriente. Durante la dictadura fui contra ella, después me afilié al PCE en el que milité muchos años, hoy me llaman facha.

Yo quiero ser independiente como periodista. Ahora vivimos el momento de mayor trinchera, de totalitarismo donde se trata de imponer la verdad absoluta. Hoy una consigna repetida se convierte en verdad.

Estoy desencantado del periodismo y pienso que la literatura es el último reducto de la libertad contra la tiranía actual.

Fíjate, tuvimos más libertad en los años ochenta que hoy.

@chanihernares: "Tuvimos más libertad en los años ochenta que hoy." Clic para tuitear
Antonio Pérez Henares en su despacho. Las fotos son obra del fotógrafo JEOSM para su biblioteca fotográfica de Zenda.

¿Escribes entonces novelas históricas para poder contar verdades?

Sí. La palabra es lo esencial.

Escribir artículos se convierte en una necesidad. Lo interesante sería ver lo que ocurre en el mundo desde la barrera, pero no puedo evitar opinar y por eso los escribo.

En cambio, las novelas las escribo para contar historias, esas de mi abuelo, pero de otra manera. Una parte que me apasiona es la prehistoria, de hecho, pienso que la Edad de Oro de la humanidad es el Paleolítico.

A una persona que se está adentrando en el mundo de la novela histórica, de todos tus libros, ¿por cuál le recomendarías empezar?

Sin duda, hay que leer el Cantar de Mío Cid. Pero de los míos quizá «El rey pequeño» y luego la saga de la prehistoria: «Nublares» primero y «La canción del Bisonte». «La mirada del lobo» es uno de mis favoritos.

De todos los libros que se han escrito, ¿cuál te hubiera gustado escribir?

El Cantar, por supuesto, pero soy gran amante de las grandes novelas de aventuras. Me gusta mucho Jack London. También la novela «Rojo y negro» o las novelas de los rusos. Y si vamos al campo patrio, «SIDI» porque Arturo Pérez Reverte ha conseguido hacer una novela de verdad, una obra maestra.

@chanihenares: "@perezreverte ha conseguido hacer una novela de verdad, una obra maestra." #SIDI. Clic para tuitear

Escribes artículos, novelas, tienes hasta dos poemarios, ¿en qué género te encuentras más cómodo escribiendo?

Posiblemente en la novela. Destacaría «El sonido de la Tierra» donde narro retazos de la naturaleza.

Además de periodista y escritor eres el presidente de la Asociación de Escritores con la Historia. ¿Qué es lo más gratificante de esta labor?

(Risas) Primero inventarla. ¿Sabes cómo surgió? Fue una tarde en la feria del libro de Madrid con Posteguillo, Lorenzo Silva, Eslava… charlando. Ya estaba bien de convertir en dogma todas las falacias sobre nuestra historia. Había que rescatar la historia de esa pluralidad, porque el imperio español nos dejó una herencia que había respetar. Así, fue como nació, charlando con amigos sobre lo que nos une, la historia.

Y satisfacciones de esta asociación son muchas, por ejemplo, hacer un curso en Santander y batir récords de matrículas o completar todos los aforos en las charlas que organizamos. Esto es así, porque el pueblo quiere saber su historia y conocerla sin los complejos que meten desde la escuela.

Son muy gratificantes los encuentros literarios “Conversaciones en la Catedral” que tienen lugar en la capilla de los condestables de la Catedral de Burgos. Allí han estado Juan Eslava, Almudena de Arteaga, Isabel San Sebastián o Emilio Lara.

Para finalizar, Antonio, dime un escritor de novela histórica a quien admiras.

Difícil elegir. Juan Eslava es el padre de la novela histórica. No podemos olvidar a Galdós que debió de tener el Nobel.

Pero tampoco puedo olvidarme de Arturo Pérez Reverte. Es que, gracias a ellos, el 27% de la venta de libros es hoy de novela histórica.

El test de Sonia

Café o té: Café, pero bebo té todas las mañanas.

Para escribir necesitas: la cabeza.

Siempre lees: en la cama. También me gusta leer en el despacho y en mi cabaña del campo junto a la chimenea.

Ahora estás leyendo: Pues estoy leyendo una novela que no te puedo decir el título porque es para un premio del que formo parte del jurado y también estoy terminando de releer «El puente de Alcántara». Tengo como próxima lectura «Loba Negra» de Juan Gómez Jurado.

Si fueras un personaje histórico serías: alguno de la prehistoria. Pero quizá, me quedo con el errante, un personaje inventado por mí.

De la Edad Media Pedro de Atienza o Pedro el Pardo, de hecho, creo que mis antepasados fue alguno de ellos.

Gracias, Antonio. No puedo dejar de agradecerte que respondieras a esta incipiente escritora que contactó contigo a través de Facebook. Yo que odiaba las redes sociales ahora pienso que benditas ellas porque te abren la puerta a un mundo de ensueño.

Algunos de sus libros.

Hoy ha visitado el blog un escritor vocacional que admira a quienes se han consagrado en el mundo de la literatura, pero tiene como referente a quienes le han enseñado. No olvida a su maestro y se refiere a su abuelo Valentín como figura.

Antonio es un apasionado de la historia, prehistoria, la naturaleza, pero, sobre todo, de sus orígenes. El valor literario de este escritor va más allá de sus obras, el gran valor reside en sus principios, en no olvidar de dónde viene agradeciendo a quienes le enseñaron a soñar.

Hoy he conocido a un escritor que escribe en su cabeza, siendo capaz de almacenar en ella frases que desencadenan novelas.

Una persona humilde y cercana que no ha dudado en regalar una tarde de su vida a quien escribe estas líneas.

Eternamente agradecida.

Las fotos de esta entrevista han sido facilitadas por el autor y son obra del fotógrafo JEOSM para su biblioteca fotográfica de Zenda.

Formulario de inscripción