Hoy tengo el placer de recibir en el blog a un escritor que para mí es un maestro de la novela histórica. Claro, que juega con ventaja porque es profesor de historia. Sus novelas son clases magistrales que te envuelven entre sus páginas, consiguiendo el disfrute total y absoluto de la lectura.

Un escritor que también escribe en ABC y en la revista literaria Zenda.

Te presento a Emilio Lara.

¿Quién es Emilio Lara?

Antes decía que era un profesor que escribía. Desde hace tiempo soy un escritor que a veces da clases.

¿Qué es lo que te define como escritor?

Escribo novela histórica y la concibo como un viaje al pasado a través del presente. Me gusta ambientar historias en otras épocas, pero que el lector tenga un billete de vuelta al presente.

Así, pretendo novelar emociones, sentimientos. Realizar una recreación histórica fiel, pero no con abundantes datos que lastren.

De todas tus novelas, ¿cuál te ha dado más satisfacciones? 

Libros de Emilo Lara.

Las tres. A La cofradía de la Armada Invencible le tengo un cariño especial, porque es mi historia por antonomasia.

El relojero de la Puerta del Sol es la que más premios ha cosechado y la que me ha hecho conocido.

Y Tiempos de esperanza ha ganado el premio Edhasa de Narrativas Históricas.

Emilio, perteneces a la Asociación de Escritores con la Historia, cuyo presidente, Antonio Pérez Henares, también me ha concedido una entrevista. ¿En qué medida te sientes responsable de transmitir la verdadera historia de nuestro país, en un momento tan delicado como el que estamos viviendo?

Muy responsable. En la asociación somos un grupo de amigos escritores que nos juntamos con la idea de defender la historia de España como nación. De divulgar de forma sencilla la historia a los españoles con la esperanza de hacer un futuro de convivencia en armonía. Por eso, debemos ser muy cuidadosos en nuestras manifestaciones públicas. Tenemos un plus añadido de responsabilidad.

Y es que la novela histórica es el género que más vende, por encima incluso de la negra. La historia interesa y nosotros mostramos el conocimiento del pasado a través del entretenimiento.

¿Cómo es ese proceso de documentación para crear tus novelas?

Soy historiador por lo que tengo una base académica bien formada. Sé dónde acudir y qué leer. Empleo entre seis meses y un año en este proceso. Leo ensayos, artículos académicos, tesis doctorales… Y a partir de ahí, comienzo la fase de escritura que me lleva otro año.

Tengo que decirte que te envidio, de manera sana, pero te envidio. Te envidio y admiro a partes iguales, porque tus novelas no solo atrapan, sino que están escritas de manera exquisita. Además, te permiten aprender porque ahí está la mano del profesor. ¿Qué es lo que más te cuesta?

(risas) Intento ser muy cuidadoso porque antes que escritor, soy lector. Transmitir cantidad de mundos. Hay muchos escritores a los que admiro tanto clásicos como contemporáneos. Por ejemplo, actuales tengo que nombrar a Juan Eslava y a Pérez Reverte. También hay muchos anglosajones y británicos que me gustan.

Y lo que intento es eso, ese equilibrio entre los personajes históricos y de ficción. Los personajes reales hay que humanizarlos para que no sean de cartón piedra.

@emiliolaral cuida las descripciones y diálogos con la finalidad de que el lector esté entretenido en todo momento. Clic para tuitear

Cuido las descripciones y diálogos. Intento compensar las tramas con una trama histórica, real y a partir de ahí elaborar la historia. El lector tiene que estar entretenido en todo momento, por eso, me gusta combinar capítulos en los que todo transcurre muy rápido con otros más lentos.

Nos conocimos en Cartagena durante la Semana Histórica. A él le daban el premio y yo presentaba humildemente mi novela.

Dame una exclusiva

Estoy escribiendo la cuarta novela y está ya muy adelantada.

¿Puedes contarme algo?

Esta vez he cambiado y está ambientada en la edad contemporánea.

El camino hacia una editorial es un proceso arduo e incluso asfixiante para los escritores noveles muchas veces. ¿Cómo llegaste tú a una editorial?

Para mí, la figura del agente literario es fundamental. Es muy importante. Hay que enviar el manuscrito a varios agentes, porque ellos son los que se encargan de enviarlo a varias editoriales.

En mi caso, y hablo de mí, un amigo escritor de novela histórica me recomendó a un agente, nos pusimos en contacto y congeniamos desde el primer momento.

Pero es difícil, yo he estado escribiendo en soledad unos ocho años hasta que me ha llegado la oportunidad. Hay que coger el tren cuando pasa, porque nos encontramos ante continuas encrucijadas los escritores; unas decisiones salen bien, otras no.

Hay escritores a los que el fracaso se les ha subido a la cabeza, porque tanto el éxito como el fracaso se pueden subir a la cabeza.

¿Dónde escribes?

En mi estudio. En mi casa.

Leo en cualquier sitio, pero escribo siempre en mi estudio y con ordenador. Tomo notas a mano en una libreta. Escribo escuchando música clásica o bandas sonoras de cine, porque soy muy cinéfilo.

El test de Sonia

Té o café: Café siempre, cortado.

Estás leyendo: «La encargada de vestuario» de Patrick McGrath.

Disfrutas: Leyendo, viajando, con los amigos, con la buena comida y el buen vino.

No soportas: La mala educación, la chulería, la prepotencia, el orgullo de los incultos.

@emiliolaral: "No soporto la mala educación, la chulería, la prepotencia, el orgullo de los incultos." Clic para tuitear

Gracias, Emilio, por esta entrevista tan didáctica como tus novelas. Me he encontrado con un escritor en pleno éxito, pero sin ínfulas de estrella que se acerca a los lectores y aporta su experiencia a los escritores noveles. Si algo me ha quedado claro es que la docencia es una parte fundamental de su trabajo y la generosidad y humildad otros de sus fuertes.

También he descubierto que, además de la pasión por las letras y el gusto por la historia, disfrutamos con las mismas cosas. Ahora solo espero poder compartir más charlas sobre historia con pinceladas literarias mientras degustamos un buen vino.

Por tanto, tras esta entrevista, sé que Emilio es un escritor humilde y generoso con los que empiezan y aún no han tenido su suerte. Es un ejemplo de gran escritor y mejor persona que escribe escuchando música.

Si eres de los pocos que aún no han leído a Emilio Lara, este es el momento de empezar.

Y si aún no lo has hecho, suscríbete a mi blog:

Formulario de inscripción

Loading