Hispanidad

Hispanidad

El próximo 12 de octubre celebraremos nuestra fiesta nacional en la que, un año más, no faltará la polémica. Qué hartura de politizarlo todo.

Dejando a un lado lo que más les gusta a muchos y que mueve el mundo en los últimos tiempos, la Hispanidad es un término que se refiere al conjunto de pueblos hispánicos o al grupo de características lingüísticas y culturales que comparten.

En la vida contamos, por fortuna, con expertos para cada cosa, pero cuidado: ¡no hay expertos en todo! Esa es una enfermedad que padecen nuestros políticos y que contagian a gran parte de la sociedad.

Si cuando estamos enfermos acudimos a un médico, para estar informados escuchamos a los periodistas, para saber cuáles son los colores de la temporada seguimos a los asesores de moda, ¿por qué para saber de la historia no leemos a los historiadores?

Teniendo en cuenta a la Real Academia de la Historia, sí, algunos no lo saben, pero existe y quienes la conforman saben de historia más que cualquier político. Siento si he desengañado a alguien, pero las verdades duelen muchas veces. Decía que atendiendo a los historiadores, esto de la Hispanidad viene de lejos ya. En 1898 con la guerra perdida por parte de los españoles en Cuba, la Hispanidad estaba formada por tres aspectos: raza, religión y lengua.

Y durante el periodo de entreguerras es cuando se descubre que hay algo más como la emigración, identidad cultural y literatura.

La Hispanidad es un concepto que nos hermana a más de 500 millones de personas que con diferente raza, religión e ideología usamos una misma lengua.

Hoy es una palabra que avergüenza a muchos, porque no la entienden o la han llevado al ámbito político, como tantas otras cosas, por ello, pretende ser borrada.

Patrulla Águila en el desfile militar. Foto de OK Diario.

Desde Podemos aseguraron que el 12 de octubre tiene vestigios franquistas y piden que la fiesta nacional se traslade al 15M con representación civil.

Yo empiezo a estar cansada, de verdad. Vivimos en una democracia tranquila que no está amenazada, creo, y cuya población mayoritaria no vivió el franquismo.

Franco se terminó en 1975 y estamos en 2021.

Puede que haya a quien le parezca extraño, pero para la gran mayoría Franco solo es un personaje histórico y el franquismo una etapa que no nos gustaría revivir, igual que las guerras. Ya. Chimpón.

Sin embargo, por desgracia, tenemos al dictador presente cada día. Sí, Franco está más vivo que nunca, porque hoy es un arma arrojadiza entre los políticos y un insulto.

Más de cuarenta años después, comprendo que las familias de las víctimas pidan reconocimientos, encontrar a sus familiares fusilados, pero no justicia. Los verdugos del franquismo ya no están. Y yo, que estoy en esa lista y he tenido la suerte de no vivir esa parte de la historia, no tengo que disculparme por lo que pasó. Llámame mala persona, pero esa guerra no va conmigo ni contigo ni con nadie ya.

Dejando este periodo de lado -siento que la actualidad me obligue a sacar el tema- otro aspecto que crea fricciones es la colonización. Ahí lo llevas. Ahora nos vamos más lejos todavía. ¿Cómo iba a ser la colonización? ¿Pacífica? Nunca hay paz completa en el mundo. ¿Civilizada? Cada uno, aún hoy, tiene un concepto de civilización diferente.

Era ni más ni menos acorde a la cultura y costumbres del momento, el momento de 1492. Ha llovido un poco.

Yo no puedo juzgar con mentalidad de hoy lo que se hizo y cómo se hizo hace tantos siglos. Sería de mentecata. Por eso, no alcanzo a comprender que haya quien sienta la necesidad de pedir disculpas a quien no vivió nada de todo esto por lo que hicieron los españoles de hace tantos siglos. Llámame cortita. No lo entiendo salvo que se haga con fines políticos. Llámame malpensada.

Pero es que me preocupa más ocuparme y pedir justicia por lo que hacen hoy animales que se quedaron en la época colonial.

Del mismo modo que durante la colonización violaban a las indígenas, hoy contamos todavía con manadas de sementales que violan a mujeres en pleno siglo XXI. Eso es lo preocupante, que sigamos igual.

Celebremos pues nuestra fiesta y tengamos claro qué es la Hispanidad, así, limpia, sin politizar.

Ah, vamos a ocupar nuestro tiempo en exigir cambios en las leyes y en intentar mejorar como personas. Eduquemos en el respeto y en la igualdad. Así, los españoles del futuro no tendrán la necesidad de pedir perdón.

Si quieres recibir cada viernes un nuevo artículo en tu correo y entrar a formar parte de esta comunidad lectora, suscríbete.

Formulario de inscripción

Loading

Recuerda que puedes comprar mis libros en Amazon, en tu librería habitual o pedirlos a la editorial Esstudio Ediciones.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies