¿Sabías que…?

¿Sabías que…?

¿Sabías que Halloween no es una fiesta americana y que está más cerca de nuestra tradición de lo que creemos?

Te lo cuento.

Halloween es una fiesta pagana que, en contra de lo que se piensa, no es norteamericana. Bien es verdad que allí es donde más arraigada está, pero no es su cuna.

Esta celebración tiene su origen en la cultura celta y se celebraba cuando las cosechas llegaban a su fin dando comienzo a un nuevo año celta que coincidía con el solsticio de otoño. Durante esos días se decía que se abría un vínculo entre el mundo de los vivos y el de los muertos.

¿Sabías que tiene mucha relación con nuestra cultura?

Sí, los rituales que se llevaban a cabo tenían cierto sentido religioso. Por un lado, mediante velas indicaban el camino a los buenos espíritus; por otro, a través del empleo de máscaras, ahuyentaban a los malos. No era más que una manera de ayudar o acercarse a los que ya no están.

Meigas

En España y teniendo en cuenta la influencia celta en el norte, contamos por ejemplo con las meigas y la Santa Compaña en Galicia.

Santa Compaña

Para los católicos se trata del día dedicado a todos los santos que no han sido canonizados. Originariamente, la fecha era el 13 de mayo y fueron los papas Gregorio III y Gregorio IV quienes la cambiaron por el 1 de noviembre, un día después de la festividad de la tradición irlandesa.

¿Qué significa Halloween?

Es una palabra que responde a la contracción de «All Hallow’s Eve» que quiere decir víspera de Todos los Santos.

En España, hoy la tendencia es festiva y acorde con la sociedad en la que vivimos; un día en el que los niños disfrutan cada vez más de una jornada de entretenimiento en la que los disfraces y dulces son los protagonistas. A su vez, los católicos homenajean a los difuntos asistiendo a los cementerios para llevarles flores. En definitiva, esta última es una tradición que va quedando relegada a los mayores y que pierde fuerza entre los jóvenes.

¿Sabías que esta es la historia de Halloween?

¿Qué opinas?

Antes de irme te voy a contar un sueño que he tenido.

Estaba paseando por un parque cuando, de pronto, me encontré con el genio de la lámpara.

Así, sin más, me dijo: ─Sonia, cierra los ojos y pide un deseo.

Obediente, los cerré y pensé con fuerza en ese sueño que no es más que eso, un sueño.

En un momento determinado, como adivinando que me estaba perdiendo demasiado en mi ensoñación, me preguntó si ya había terminado.

Abrí los ojos y le dije que sí. Era fácil, pues es un sueño que atesoro desde hace muchos años.

Él me pidió que le dijera qué era eso que tanto deseaba y que me había mantenido con los ojos cerrados tanto tiempo. Pues, por lo general, la gente suele ser rápida y los deseos más comunes son: que me toque la lotería, que encuentre novio/a, que me haga rico, ser siempre joven…

Lo que yo deseo, más que un sueño es una utopía, porque lo que de verdad quiero es vivir de la literatura.

El genio se echó a reír y me dijo: ─Para eso no me necesitas a mí. Mejor habla con tus lectores, con aquellas personas que te dedican su tiempo, porque te están dando algo que nunca podrán recuperar.

Como sabes, sigo creyendo en la magia y por si acaso se cumple mi sueño, te lo cuento.

Está claro que tú puedes ayudarme a hacerlo realidad.

¿Cómo? Comprando alguno de mis libros para ti o, si los has leído y te han gustado, para regalarlos en Navidad.

Puedes pedírmelo a mí a través del contacto de la web o pinchando aquí y lo recibirás dedicado y con un regalito. También los tienes en Amazon, en cualquier librería o en la editorial.

Gracias por ayudarme a hacer realidad mi sueño, pero sobre todo, gracias por darme tu tiempo.

Recuerda suscribirte para recibir en tu correo cada viernes un nuevo artículo.

Formulario de inscripción

Loading

4 thoughts on “¿Sabías que…?

  1. Chapó Sonia!!!!
    Solo llevo dos semanas leyendo tus post, pero ya me he enganchado…..
    Este me ha encantado

  2. Me encanta tu simple, atractiva, interesante, satisfactoria y agradable manera de contar las cosas. Cuéntame cómo otro admirador dispuesto a realizar tu sueño. Gracias por alimentar mis tiempos vacíos o inexistentes.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies