Hoy es un día especial en el blog. Esta semana tenemos entrada extra para celebrar el Día del Libro. Pero, sobre todo, porque cuento con la colaboración de 7 grandes autores de las letras en español. Me pongo de pie y me visto de gala para recibir en el blog a autores a quienes admiro y seguro que tú también.
El Día del Libro se celebra de manera casi automática. Es un día que tenemos interiorizado e incluso marcado en el calendario, pero tristemente vacío de significado. Por mucho que te guste la lectura, hay ocasiones en las que dices que sufres una crisis de lectura, lo que hace que este día pase sin pena ni gloria para muchas personas. Lo peor es cuando te convences de que no tienes tiempo para leer, pero ya te dije que eso no era una excusa, ¿recuerdas?
Si te has sentido identificado con la frase anterior, no te preocupes, no pasa nada. Para eso estamos todos hoy aquí, para dar valor y aportar un significado a este día.

Pero ¿Por qué 7?

Siete es el número mágico, el de la suerte y un número muy literario. Blancanieves y los 7 enanitos, Los 7 cabritillos, las 7 leguas, los 7 días de la semana, los 7 pecados capitales, los 7 días que dura cada fase lunar y mis 7 autores destacados.
Con ellos he tenido la suerte de contar para esta colaboración. Vas a conocer la esencia de estos escritores y a adentrarte en el Día del Libro desde sus ojos.
¿Cómo ven los escritores el Día del Libro?

Empiezo con una escritora que me cautivó y a quien conocí de casualidad en las redes sociales, Isabel Keats
Ella es la reina del mundo romántico y a quien acudo para disfrutar.

Isabel, acostumbramos a comprar y regalar libros cada 23 de abril, lo hacemos casi de forma autómata, casi sin aportar el valor que en realidad tiene el hecho de regalar un libro, pero ¿por qué regalar libros hoy y siempre?

Los libros, al menos para mí, son la puerta a mundos desconocidos en los que vivir aventuras que están muy lejos de mi realidad cotidiana. Estoy convencida de que hay que hacer todo lo posible para animar a los que nos rodean a leer, para que cada vez más gente disfrute de este placer que, aunque puede producir adicción, es barato y no engorda.
¿Qué vas a hacer hoy? ¿Tienes alguna rutina especial?
Mi intención es ponerme delante del ordenador un par de horas y seguir con la novela que tengo entre manos en estos momentos. Lo malo es que siempre suele surgir algún imprevisto que me cambia los planes.
No tengo manías a la hora de escribir; solo necesito mi ordenador y, si es posible, acceso a internet. Eso sí, me gustaría tener más disciplina a la hora de organizar mi rutina y ser capaz de planificar mejor cuando empiezo una nueva novela.
Yo soy más bien de ir a la Feria del Libro con mis hijas y comprarle a cada una el libro que elija. 
Recomienda un libro tuyo y otro del autor que tú quieras.
Me resulta difícil recomendar uno solo de mis libros, porque, aunque suene a cliché, todos me son muy queridos. Así que os recomendaré el último: «El sol sale por el Oeste». Una novela romántica de vaqueros contemporáneos en la que he querido reflejar algo de la chispa de mis lecturas juveniles. Esta vez, me alejo de la comedia para sumergirme en una historia de segundas oportunidades en la que el amor y la naturaleza en estado puro ayudan a la protagonista, muy machacada por su pasado reciente, a recuperar las ganas de vivir.
Os recomiendo mi novela favorita: «Orgullo y prejuicio», de Jane Austen. Un libro que me compré a los catorce y que desde entonces no he dejado de releer cada año. En él está el compendio de lo que me gusta encontrar en una novela romántica y en sus protagonistas. En mi opinión, es la historia de amor perfecta.
Otro autor al que he conocido en redes es David Generoso.  Con David he descubierto el mundo del relato corto. Con sus relatos y su blog tomo cada mañana el café intentando aprender, pero, sobre todo, riendo. Porque los relatos de David son puro humor dentro la seriedad que a veces impera en ellos.
Foto de Lupe de la Vallina


David, si fuera la persona encargada de organizar el Día del Libro a nivel nacional, ¿qué harías?
Si contara con un presupuesto y poder ilimitado, se me ocurren varias ideas:
Obligaría a las televisiones públicas a emitir programas sobre (buenos) libros durante las 24 horas del día 23 de abril.
Las librerías organizarían eventos en la calle. Aunque eso sería meterme en el ámbito privado… En cualquier caso, lo facilitaría.
Las bibliotecas abrirían 24 horas al día. Y no solo el 23 de abril, sino el resto del año.
En el Metro, en cada tren, habría escritores leyendo sus obras.
Ese día, el descuento al comprar libros sería de un 23%.
Google, Facebook, Twitter, Instagram… Todas estas empresas mostrarían anuncios de libros.
Amazon y las grandes superficies no venderían libros el 23 de abril. Cederían el negocio a las pequeñas librerías.
¿Qué vas a hacer hoy? ¿Tienes alguna rutina especial?
Mi rutina el Día del Libro no difiere mucho del resto de las jornadas. Compro novelas a lo largo de todo el año, así que no me lanzo a las librerías como un desesperado buscando los descuentos.
Si la vida me alcanza, escribo un artículo especial para el blog, pero poco más… Después de esta confesión, me siento fatal por no salir a la calle a bailar y a lanzar libros al aire mientras los jaleo: ¡Hip, hip, hurra!
Recomienda un libro tuyo y otro del autor que tú quieras.
Me pides que recomiende uno de mis libros: el último, «TR3S. Cómo olvidar lo inolvidable y otros relatos para recordar». ¿Por qué? Porque es el más redondo de los tres que he publicado hasta la fecha.
Un libro de otro autor: «Huellas de parásito», de Antonio Mata del Olmo. Un libro sorprendente y jodidamente bien escrito.
Ojalá algún día David sea el responsable de este día, porque la idea de los escritores leyendo sus obras en cada vagón de metro me parece lo mejor que he leído en mucho tiempo.
Mi siguiente autor es Ramón Campos.

Foto de El País

Ramón Campos es productor y creador de maravillosas ficciones de las que todos hemos disfrutado o estamos disfrutando como Fariña, Velvet, 45 Revoluciones… y ahora nos sorprende como escritor de una novela, «El Orfebre», adentrándose en el extraordinario mundo del libro, del escritor. 

Si tenemos en cuenta esta frase de Borges «Uno no es lo que es por lo que escribe, sino por lo que ha leído», ¿podríamos decir que el éxito de Ramón es fruto de lo que ha leído?
Sin duda. De lo que he leído y de lo que he imaginado que iban a la par. Cada vez que abría un libro me dejaba llevar y terminaba siempre soñando con los caminos que el escritor no había llegado a desarrollar.  


¿Qué vas a hacer hoy para celebrar este día? ¿Tienes alguna rutina especial?
Pues estar con mis hijas y llevarlas a comprar algún libro. Me gusta que sientan y disfruten de la experiencia de adquirir libros tal y como a mí me enseñaron mis padres. Ese es el primer paso para sentirlos como un tesoro. 


Me gustaría que recomendaras un libro tuyo y otro del autor que tú quieras.
Por mi parte puedo recomendar mi libro «El orfebre» que saldrá a la venta el día 30 de abril. Es mi historia más personal y en la que he plasmado algunas de las inquietudes que me han acompañado a lo largo de mi vida. 
Alessandro Baricco es uno de mis autores de cabecera, pero para esta recomendación me quedo con «Opio» y «Nieve» de Maxence Fermine que consiguen hacerme viajar desde la sencillez de sus líneas.
Ramón, si nos fascinas con tus ficciones, no quiero imaginar el éxito que tendrá tu novela. El 30 de abril, seré la primera en adquirir mi ejemplar.
Y no me voy mucho del mundo del cine, porque mi siguiente autor que es el rey de la literatura juvenil de las letras patrias, ha visto una de sus sagas más famosas llevadas a la gran pantalla. Sin embargo, esto no es nada nuevo para él porque también ha escrito y dirigido varias películas. Él es Roberto Santiago.

Foto de Nines Mínguez

 Para los escritores, todos los días son el Día del Libro. Es nuestro trabajo y no podemos ceñirnos a un único día. Pero ¿qué significa para Roberto Santiago el 23 de abril?

Para mí, el Día del Libro ante todo significa celebración. Yo que escribo mucha literatura infantil y juvenil, les explico a los niños con ejemplos concretos que aprender a leer es aprender a pensar, a formarse sus propias opiniones sobre el mundo, sobre las cosas que nos rodean… Realmente, como bien dices, todos los días deberían ser el día del libro. Me encantaría ahora que estamos en período electoral que los partidos hicieran propuestas valientes y decididas sobre la cultura, sobre el libro, lo echo muchísimo en falta. Un país que cuida la educación y la cultura es un país que tiene futuro. Además, con pequeños gestos es como se dan los primeros pasos para cambiar las cosas.

¿Qué vas a hacer hoy? ¿Tienes alguna rutina especial? 

Desde hace unos años, el 23 de abril lo celebro en Barcelona. Sant Jordi es una fiesta maravillosa. Me apasiona ver la ciudad repleta de libros y rosas, es un espectáculo único que se debería exportar a todas partes. Estaré firmando libros, charlando con los lectores, aprovechando para comprar yo también algunos libros. Y rosas, ¡por supuesto!
 Y tus recomendaciones para hoy, ¿cuáles son?
Dos libros que acaban de salir hace muy poco:
El mío es «El misterio de las 101 calaveras». Los futbolísimos. Ed. SM. 
Y recomiendo también «La casa de los pintores» de Rodrigo Muñoz Avia. Ed. Alfaguara.
Roberto, como siempre, nos vemos en la Feria del Libro de Madrid. Sabes que tu caseta es de obligada visita.
Y un buen día, se cruza en mi camino él, Blas Ruiz Grau. Lo conocí a través de la revista Zenda y espero tener pronto la oportunidad de compartir un café con él, porque es pura energía. Porque el mundo, desde sus ojos, es diferente.



Blas, si lo piensas, cada día está dedicado a una cosa. Celebramos el día de la amistad, la felicidad, la poesía… Incluso hace poco, ¡el día del queso! También contamos con celebración para los tradicionales como padre, madre y libro. Con el día del libro ocurre como los «te quiero», se dicen por inercia, por costumbre y casi vacíos de significado. Esto es lo que ocurre con el día del libro, se celebra por tradición. ¿Qué propones hacer tú el 23 de abril? Traza un plan para los lectores.

Pues lo cierto es que es muy tópico decir eso, que todos los días se debería leer y no hace falta que ninguno sea especial, pero en realidad mola este día porque las ventas de libros aumentan una barbaridad y eso siempre es de agradecer. Yo propongo que ese día no se lea. Que se haga los 364 días restantes y ese día se ocupe entero follando, con la pareja o con uno mismo. 😀
Y tú, ¿qué vas a hacer hoy? ¿Tienes alguna rutina especial?

Ojalá pudiera tenerla, pero los días son muy cambiantes y la noche anterior ni siquiera sé cómo van a ser a no ser que me pillen de viaje promocional (que ahí sí tengo muy claro cada paso a dar porque me lo trazan jaja). Lo normal es que me levante, lleve el niño al cole, realice algunas tareas domésticas, vaya al gym, escriba mucho y ya por la noche dedique mi tiempo a mi mujer y mi peque. Pero ya digo, según surjan cosas los días pueden variar de mil maneras diferentes.
Recomienda un libro tuyo y otro del autor que tú quieras.

Por supuesto recomiendo «No mentirás», mi última novela. De otro autor recomendaría «Reina Roja», pero Juan Gómez-Jurado ya ha vendido demasiado este año. Así que voy a pedir que lean «Todo lo mejor», del maestro César Pérez Gellida.
Si tenías alguna duda y no sabías cómo celebrar este día, entre David y Blas el abanico es bien amplio. 
Las redes sociales son un nicho de tesoros. En ellas he descubierto a grandes escritores y autores en general de quienes estoy aprendiendo mucho. Acabo con dos mujeres de bandera.

María José Moreno  es autora de un blog que sigo con atención cada semana, un blog que está dedicado a nosotros, los escritores que estamos empezando en este mundo. Por eso, tiene un lugar dentro de este post.



¿Es el día del libro un día especial para ti? ¿hay algo que te haga vibrar el 23 de abril?
Siempre ha sido un día más del que me enteraba por la televisión y las redes sociales. Pero desde hace unos diez años recibo una rosa y tengo que buscar un libro. Consecuencias de tener un novio catalán que celebra el día de Sant Jordi. Nuestra vida es muy curiosa y vivimos en un lugar bastante apartado, por lo que es divertido ver como él se rompe la cabeza para conseguirla. Yo con el libro lo tengo más fácil con San Amazon.
¿Qué vas a hacer hoy? ¿Tienes alguna rutina especial?
Haré lo de todos los días: trabajar, leer y ver series. Alguna cosa extra, como leer este artículo, recibir una rosa y regalar un libro. Tal vez algo especial, todavía por confirmar. Desde que estoy inmersa en mis objetivos como escritora, incluido mi blog, me han propuesto distintas actividades, pero no sé si saldrán adelante. Seguiremos informando.
María José, ¿qué nos recomiendas leer tú?

«Escribir Ficción» de Gotham Writers´ Workshop
Mi blog está orientado a escritores noveles por lo que quería recomendar una guía que pudiera ayudar al oficio, esta es la mejor. Es muy completa, trata en profundidad, pero a la vez de manera sencilla, diferentes materias a la hora de escribir un libro. Al final hay un texto y muchos de los ejemplos los hacen sobre el mismo. Es curioso que, a medida que vas mejorando tu técnica, si lo vuelves a leer le sacarás mucho más jugo. Si quieres ser escritor te recomiendo que inviertas en tenerlo en papel y lo subrayes todo y más.  Es mi libro favorito de formación para escritores.
«It» de Stephen King
Leerlo es una labor titánica y tendrás que superar las primeras 600 páginas, aproximadamente un tercio del libro, sin dormirte. Una vez llegues ahí todo irá rodado. Creo que es la obra más completa del autor, del que me declaro fan absoluta. Une terror, ciencia ficción, fantasía, thriller, aventuras, drama y más géneros sin despeinarse.
  
Este artículo lo cierra una autora en mayúsculas, Ana González Duque. Escritora de literatura de fantasía, juvenil, novela y además gurú del marketing online para escritores, una persona de la que me he hecho fiel seguidora ya que todo lo que hace es de un interés indudable. 



La tradición nos invita a comprar libros cada 23 de abril, pero sé que hay escritores que no son muy dados a comprarlos durante el día del libro y sí durante la feria. Ana Gónzalez Duque ¿cuándo compra libros?
Pues soy de las que los compra todo el año, pero siempre caen en la Feria. Sobre todo, porque durante el Día del Libro no suelo tener tiempo para comprar y en la Feria puedo permitirme curiosear cuando no estoy trabajando. 
Supongo que entre todos los libros que adquieres, alguno es para regalar, ¿quién es la persona afortunada que recibe un libro tuyo cada 23 de abril? 
Jejeje, nadie. En Canarias no hay la misma tradición que tienen en Cataluña de regalar libros ese día, aunque sí que soy mucho de regalar libros, en general, el resto del tiempo. En la Feria compro siempre algo para cada uno de mis hijos y a veces si veo un libro concreto que pueda gustarle a mi marido o a mi madre también se vienen conmigo. Suelo auto regalarme muchos, desgraciadamente para mi bolsillo. 
¿Qué vas a hacer hoy? ¿Tienes alguna rutina especial?
Voy a ir a un instituto de Educación Secundaria a hablar con los chicos de «Proyecto Bruno». Han estado leyéndola en clase este mes y hoy voy a escuchar (y a responder) sus preguntas sobre todo el proceso de escribir un libro y sobre los problemas que la novela plantea. Suelo reservar la semana del libro para hacer actividades culturales de este estilo: talleres de novela en colegios e institutos, por ejemplo. Son tremendamente divertidos y muy constructivos. 
Y qué libros recomienda una escritora como tú.

Creo que si tuviera que recomendar ahora mismo uno de mis libros sería «La Sociedad de la Libélula», solo por todo lo que me costó escribirlo. Parte de la premisa de qué pasaría si tuviéramos que vivir nuestras propias historias. Imagina lo mal que lo pasarían los escritores de terror. 
Para hoy, recomiendo un libro que me encantó que es «La tumba de Vera Thwait», de Ana Bolox. Para los amantes de Agatha Christie, un misterio muy british y con mucho sentido del humor. 

Gracias, muchas gracias a los siete por atender a mi llamada, por dedicarme unos minutos de esta lluviosa primavera, por colaborar en este blog y por habernos permitido conoceros un poquito más a todos. 

Hoy, siete escritores te han mostrado, desde sus ojos, un día que debería celebrarse, al menos, una vez al mes. Porque la literatura es cultura, es aventuras, es diversión, es entretenimiento, es aprendizaje. ¿Me cuentas cómo celebras cada 23 de abril?

Feliz Día del Libro.