Como sabes, el próximo martes día 23 de abril se conmemora el fallecimiento de, entre otros, dos de los escritores más importantes de la historia de la literatura: Miguel de Cervantes o Williams Shakespeare. Este último con cierta polémica, ya que existía un desfase entre el calendario español y el inglés allá por el año 1616. Sea como fuere, como decía, en conmemoración de dicha efeméride, el 23 de abril es el día elegido para celebrar el día del libro.

Y a pesar de que ese día verás en las noticias a la gente por las ramblas de Barcelona regalando rosas y libros por San Jordi, creo que no se sorprende nadie si afirmo que la cultura en general y la literatura en particular están en crisis. Será una noticia de cierre de los telediarios, más por lo estético que por la relevancia cultural que pueda tener. Ese día los telediarios los coparán nuestros queridos políticos en plena campaña electoral del 28A. Se hablará de si Pedro Sánchez asiste o no al debate televisivo de esa noche, de si el ganador será Pablo Casado o Albert Rivera, de la ausencia de Santiago Abascal… pero, como diría el grandísimo Paco Umbral, no se hablará de mi libro. Ni del mío, ni del de nadie, salvo quizá el de Pedro Sánchez que será arma arrojadiza durante el debate. 

Debate a tres

A lo que iba. La literatura está en crisis. Cada vez se leen (y se venden) menos libros. Pero ¿eso significa que se lee menos? En absoluto. No conozco a nadie que pase menos de 15 minutos al día leyendo en redes sociales, y sí conozco a muchos que lo hacen varias horas. Es decir, se lee más, mucho más que nunca, pero no de la forma en que creíamos, o mejor dicho, no de la forma en que nos gustaría a los escritores. ¿Tenemos los escritores que adaptarnos? O ¿salimos a cortar Catellana como hicieron los taxistas para protestar contra Uber? 

Como de momento no me veo haciendo una sentada delante de los antidisturbios y además hoy está lloviendo en Madrid, he preferido contar con la ayuda de Saatchi & Saatchi para crear una campaña (tranquilos, no es una campaña electoral) de fomento de la lectura. Una campaña divertida, original, amena e interesante como solo ellos saben hacer. En los ojos del rey se convierte hoy en la primera novela traducida a… Descúbrelo en @memeloleo_ 
Leerás una novela en menos de dos minutos, ¿no te lo crees? Haz la prueba.



El próximo 23 de abril, todo el mundo habrá leído mi novela. Y, como te he dicho antes, intentaré (y conseguiré) robar un poco de protagonismo al mundo político. ¿Quieres formar parte del mayor reto literario que se ha llevado a cabo nunca :-P? Vamos, acompáñame, entra aquí y comparte.