Anna y los zares

Anna y los zares

Anna y los zares de Rusia. ¿Qué relación tiene la coronación del zar Nicolás II con mi próxima novela Anna, no mires atrás?

Te contaba la semana pasada en este artículo que leyendo mi nueva novela histórica (que sale en junio) pasearás de la mano de la protagonista, Anna Hasse, por la historia del siglo XX y sus palacios. Hoy te quiero contar un poco más. Puedo decirte que se trata de una historia que comienza en la Rusia de los últimos zares y termina en la España franquista de los años sesenta.

Es en la coronación de Nicolás II, que tuvo lugar el 26 de mayo de 1896 y de la que se cumplen ahora 126 años, cuando se empezó a cocinar la desgracia de Anna Hasse. Sin duda, en la vida todo ocurre por y para algo. Algunos lo llaman destino, otros casualidad, pero inevitablemente hay acontecimientos que marcan el devenir de las personas.

Siempre se ha mirado hacia la familia Romanov con cierto romanticismo, pocas familias reales fascinan tanto como esta y es que cuanto más trágico es el desenlace mayor es la admiración.

Frente al lujo y opulencia de esta familia, la realidad del pueblo era otra bien diferente siendo la hambruna y la pobreza la nota dominante de un país gobernado por la dinastía más rica de la historia.

Nicolás, el zar, no estaba preparado para gobernar, tampoco contaba con ese carisma que se les pretende a los reyes o emperadores. Era todo lo contrario: tímido, inseguro, con aprensión al cambio, profundamente religioso y algo miedoso también. Él mismo dijo: «No estoy preparado para ser zar, nunca quise serlo. No sé nada del arte de gobernar, ni siquiera sé cómo hablar a los ministros». ¿Qué se podía esperar entonces? Desde luego, no lo que pasó, aunque sí, de alguna manera, el fin de la autocracia.

Un hombre manipulable e influenciable que tampoco contó con una mujer que lo guiara en la función que le había tocado desempeñar en la historia. Además, la zarina no era del agrado del pueblo. Un pueblo hambriento y supersticioso que no vio con buenos ojos el matrimonio del zar con la princesa alemana convencido de que esta unión solo traería mala suerte a Rusia. Y todo porque el enlace se celebró tras la muerte del zar Alejandro III. Este señor, padre de Nicolás, tampoco quería a Alejandra, la mujer elegida por su hijo. De modo que si dio su bendición a la joven pareja fue por obligación, ya que se moría y tenía que dejar al nuevo zar con su zarina.

Con la coronación del último zar de Rusia comienza la desgracia de Anna Hasse, claro que ninguno lo sabía. Por ellos, Anna tuvo una vida marcada por la tragedia, el dolor y también por la superación. Anna y los zares de Rusia, vidas unidas.

Recuerda suscribirte para recibir más información sobre mi próxima novela que sale a la venta en junio.

Formulario de inscripción
Loading

Mientras esperas impaciente que llegue junio, puedes leer mi primera novela histórica por aquí.

2 thoughts on “Anna y los zares

  1. Espero hacerme con tu libro “En los ojos del Rey” en este mes de Mayo. Gracias a tus escritos, cada vez me dan más ganas de hacerme con el. De este mes no pasa.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies