Este verano he tenido la gran suerte de charlar con una mujer que probablemente sea un referente literario tanto para lectores como para escritores; para mí lo es.

Creo que no le gusta mucho hablar por teléfono y no es mi intención molestarla, pero debo aprovechar la oportunidad que me ha brindado de conocerla un poco mejor.

Hoy visita el blog Carmen Posadas.

Carmen, la primera pregunta es común para todos los entrevistados con la finalidad de conocer mejor al escritor, por eso, le pregunto ¿quién es Carmen Posadas?

Esa pregunta es la más difícil, porque en realidad pasas la vida intentando saberlo. En Carmen hay varias facetas y todas importantes: la profesional, la familiar y la personal. Me gusta mucho estar sola, por eso, el confinamiento ha sido para mí una bendición.

Vamos a hablar de literatura. Tiene doce novelas, quince libros infantiles, dos biografías, ha escrito relatos, ensayos y guiones cinematográficos. Pero me interesa ahora centrarme en los relatos. ¿Cómo define ese género que tan de moda se ha puesto? ¿Cree que se diferencia mucho del cuento?

Nada es lo que parece. Libro formado por catorce relatos con un desenlace imprevisto.

Te diré algo, es más difícil ser cuentista que escribir relatos. No es fácil crear un universo y cerrarlo en un espacio reducido, hay que tener muy buena pluma para hacerlo.

En cambio, el relato corto no tiene por qué contar una historia. Puede ser un sueño, una sensación, pero no tiene que contar con esa estructura del planteamiento, nudo y desenlace que sí debe tener el cuento.

En esta época en la que el feminismo se ha convertido en una forma de vida, me interesa su opinión como mujer y escritora que cuenta entre sus libros con protagonistas femeninas. La duquesa de Alba y la negrita Mari Cruz, la Bella Otero, Olivia Uriarte o Beatriz Canalda, por ejemplo.

Me interesan mucho las biografías para rescatar del olvido a mujeres relevantes.

Yo me defino como postmodernista. Aunque hemos adelantado mucho, todavía quedan muchas batallas por ganar, sobre todo, en el tercer mundo.

Y en el primer mundo, si hablamos de lo literario, las que más libros venden son mujeres, por ejemplo, J.K. Rowling. Sin embargo, son muy pocas las que hay en la Academia o las que ganan el Cervantes.

Como te decía, son muchos los adelantos que hemos hecho, pero si culpas a los hombres no adelantas.

Yo soy más de hacer que de quejarme.

Isabel San Sebastián me hablaba de la censura televisiva mientras que el humorista gráfico Puebla se refería a la censura en las redes sociales. ¿Ha sufrido usted algún tipo de censura?

En las redes por supuesto, porque es verdad que yo tengo a veces ideas poco ortodoxas. Pero lo peor es la autocensura.

En la actualidad contamos con lo políticamente correcto. No podemos salir de ahí. Por ejemplo, los movimientos como Me Too o Black Lives Matter son reivindicaciones importantes y además necesarias, pero crea actitudes que si no sigues te destrozan y esto empobrece mucho todos los discursos.

En «La maestra de títeres», pone de relieve el mundo de las apariencias durante la posguerra. ¿Cree que en la actualidad vivimos más en la apariencia, es decir, lo que conocemos como el postureo?

Es asombroso porque a través de las redes sociales puedes saber todo sobre las influencers: qué comen, dónde están, lo que les gusta, la ropa que llevan, dónde van de vacaciones… Sin embargo, esas personas ocultan mucho, se crean un personaje falso. Esto resulta sorprendente en un mundo en el que contamos con sobredosis de información.

Sabes todo de ellos y todo es mentira, pero parece que te confiesan sus secretos más íntimos.

Su última protagonista, Beatriz Canalda, casi sin remedio nos recuerda a Isabel Preysler, se lo habrán comentado ya en infinidad de ocasiones. Cuénteme cómo es ese proceso de creación.

Yo es que no sé nunca lo que va a pasar. En este caso, tenía claro que quería hacer un homenaje a «La feria de las vanidades» de Thackeray. Me gusta mucho esta obra.

Me siento delante del ordenador, él parpadea y yo me pregunto ¿y ahora qué cuentas?

En este caso es una madre que lleva a su hija al psicoanalista y a partir de ahí, de esa primera frase que tenía en la cabeza se creó la novela. Los personajes hablan y se van definiendo.

¿Qué tipo de escritora es?

Yo diferencio entre dos tipos de escritores; los cojos, que son los que hacen hasta la ficha policial de cada personaje y los ciegos como yo que no sabemos lo que va a pasar.

Tengo entendido que cuenta con un armario de escritora. ¿Me lo cuenta?

(Risas) Eso lo has visto en Instagram, ¿no?

Verás, cuento con varios yo, por eso tengo un armario para cada uno. Uno convencional, de bien educada y otro para cada una de mis reencarnaciones. Pero es que según la ropa que me ponga soy una persona distinta.

¿Me da una exclusiva?

Acabo de terminar nueva novela que ya está entregada, pero aún no sale. Así que me voy a comprar unos zapatos carísimos para festejar.

De todas sus obras, ¿a cuál le tiene más cariño?

Esto es lo mismo que a los hijos. Quieres a todos por igual, pero al que más quiero ahora es al último.

TEST DE SONIA

Té o café. Siempre té, no tomo café jamás.

Detesta: la gente que me cuenta milongas.

Para vivir necesita: cariño.

Ahora está leyendo: el último premio Alfaguara, «Salvar el fuego»

Durante esta entrevista me he sentido como si la que se hubiera comprado esos zapatos nuevos hubiera sido yo. He conocido a una mujer con la que bien podría entablar una amistad. Carmen no solo es una de las reinas de las letras, sino que también es cercana y poseedora de una conversación tan interesante que podría estar escuchándola durante horas.

Ella sería la protagonista perfecta de una de sus novelas o de las mías, ¿por qué no?

Querida Carmen, muchas gracias por tu tiempo y generosidad. Ha sido un verdadero placer haber charlado contigo sobre una de las pasiones que compartimos: la literatura.

Si quieres leer cada semana una nueva entrevista, artículo o estar al tanto de mis novedades editoriales, no olvides suscribirte.

[email-subscribers-for

Mis novelas:

En los ojos del rey. Recuerda que durante el mes de agosto, si lo compras a través de la editorial Esstudio Ediciones te lo mandan firmado.

Diario de un amor confinado. Novela romántica que estará a la venta a partir de septiembre.