Murcia, qué hermosa eres

Murcia, qué hermosa eres

Que soy una enamorada de mi tierra no es nada nuevo y que presumo siempre que puedo tampoco, de ahí este artículo sobre lo que sus tierras han dado al mundo.

Esta semana se celebraba el día de Murcia y en la mente de todos los que ya tenemos una edad quedará para el recuerdo la gala Murcia, ¡qué hermosa eres! Gran promoción turística.

Aprovechando este título y el día de la Región, he seleccionado cuatro personajes ilustres de los muchísimos que ha dado. Los murcianos tenemos algo especial, de eso no hay duda.

¿A quiénes he elegido entonces?

Difícil trabajo el de seleccionar entre tanto personaje destacado de todas las épocas. De ahí que me centre en los contemporáneos que compartieron calles con la protagonista de mi novela Anna, no mires atrás que ya puedes adquirir en Amazon.

Dos hombres y dos mujeres de gran relevancia en la primera mitad del siglo XX.

Empezamos con una mujer que quizá sea la más conocida de los cuatro, Carmen Conde, la cartagenera que nació en 1907 y murió en Madrid en 1996.

Que fue una prolífica escritora y una de las más estudiadas y reconocidas es sabido por todos. La mejor representante femenina de su generación. Sin embargo, cabe destacar que, junto a su marido, el también poeta Antonio Oliver, funda la primera Universidad Popular de Cartagena.

En 1978 fue elegida para ocupar la silla K de la Real Academia Española, primera mujer en ingresar como académica de número.

«Exquisita poetisa y profesora, delicada voz lírica». Una mujer comprometida con la educación y la cultura.

De una escritora pasamos a un inventor, en concreto el del autogiro. El Ingeniero de caminos, canales y puertos Juan de la Cierva y Codorniú. Este señor, que nace en Murcia en 1836, fue hijo del ministro del rey Alfonso XIII, Juan de la Cierva Peñafiel.

Dirigió su vida a crear un vuelo lo más seguro posible y paradójicamente encontró la muerte a los cuarenta y un años en un avión que chocó con el tejado de una casa.

Del inventor pasamos a un forense. Aunque Tomás Maestre es alicantino de nacimiento, pronto se trasladó con su familia a Murcia donde pasó su infancia y adolescencia. Los estudios universitarios los cursó en Madrid donde fija su residencia en 1894 para ocupar la plaza de forense en el distrito de La Latina. Es a partir de entonces cuando nos interesa su vida como personaje destacado de la sociedad madrileña de la época en la que se desarrolla Anna, no mires atrás.

Entre sus trabajos más destacados cabe señalar el estudio post mortem al ministro Canalejas o la autopsia al anarquista Mateo Morral que atentó contra el rey Alfonso XIII el día de su boda.

Por último, te quiero hablar de una mujer que ha pasado desapercibida por permanecer eclipsada por su marido, Ortega y Gasset. Ella es Rosa Spottorno Topete.

Esta mujer feminista y bilingüe vivió rodeada de hombres de éxito; por un lado, su marido, que no necesita presentación; por otro, sus hermanos. Álvaro fue uno de los miembros fundadores del Real Madrid y el primer murciano que disputó un partido de fútbol de competición oficial. Juan es considerado uno de los mejores cronistas de la sociedad de su época que trabajó durante varios años para ABC.

Ella, Rosa, perteneció a esa época en la que las esposas de intelectuales participaban de la vida social a la que antes sólo accedían damas de la aristocracia.

Junto a las mujeres de otros intelectuales como Zenobia Camprubí, esposa de Juan Ramón Jiménez, la cartagenera funda el Lyceum Club Femenino.

Pese a ese intento de permanecer a la sombra de su marido, como era habitual en la educación de la alta sociedad, tuvo un papel activo en la cultura. El bilingüismo que te decía antes, la llevó a traducir la obra de la autora Alexandra David-Neel Místicos y magos del Tibet.

Lo que Murcia ha dado al mundo, en cuanto a cultura se refiere, es oro. Esto no es más que un pequeño ejemplo de una época concreta, pero lo que ha dado, da y dará mi tierra es de un valor incalculable.

Murcia, qué hermosa eres, porque además de tu belleza, de tus playas de ensueño, gastronomía exquisita y gente bonita, cuentas con personajes históricos y contemporáneos de excelso nivel.

La foto que ilustra el artículo es del Campus de la Facultad de Letras, en concreto es el claustro de Derecho. Imaginarás que fue un sueño y privilegio estudiar allí.

Para acabar, sólo me queda decir con orgullo una vez más: ¡Murcia, qué hermosa eres!

Recuerda suscribirte para formar parte de esta comunidad lectora.

Formulario de inscripción
Loading

Desde ayer está a la venta mi novela Anna, no mires atrás.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies