Reseña Sofía y el Ángel Caído





Ya hemos llegado al último viernes de febrero, mi día dedicado a la reseña de libros.
La lectura de este mes ha sido grata por diversos motivos. Por un lado, la calidad de la novela, porque me ha hecho sentir, ha alterado mi momento de lectura. Más adelante verás a qué me refiero. Y por otro lado, no sé si lo sabías, pero tengo por costumbre leer todo libro que contenga en su título el nombre Sofía (os invito a todos a descubrirme en los comentarios libros en cuyos títulos aparezca este nombre). Por eso, este mes, mi libro protagonista ha sido Sofía y el Ángel Caído de Ramón Somoza.




SINOPSIS

Sofía tiene catorce años y una enfermedad mortal. La desesperación y falta de esperanza son las constantes vitales de su triste existencia. Mientras el tiempo juega en su contra, se cruza en su vida Ángel, un señor más de treinta años mayor que ella ofreciéndole lo que más desea la joven: la salvación. A cambio, tendrá que casarse con él. ¿Qué decidirá la joven, vivir junto a un hombre mayor al que no ama o morir?





OPINIÓN

Cuando comencé a leer esta novela, tuve que parar tras el segundo capítulo para intentar responderme a la batería de preguntas que me invadió. Me sentí abrumada. ¿Puede el amor verdadero llegar a tan incipiente adolescencia?, ¿es Ángel un pederasta?, ¿sufre la niña un síndrome de Estocolmo? Como madre que soy, pronto empaticé con Ana, madre de la protagonista, ¿qué haría si fuera ella? Por supuesto, le trasladé la pregunta a mi marido y amis amigas. Se ha tratado de una lectura colectiva en la que hubo debate. Las preguntas que surgen desde las primeras páginas son infinitas y, desde luego, todas relacionadas con la moralidad.
Debo reconocer que pensé en abandonar el libro porque no soporto leer historias en las que hay maltrato o abuso de menores, muertes de niños o incluso desapariciones. Lo mismo me ocurre con las películas o series. Qué te puedo decir, soy así.

Pero decidí darle una oportunidad. Por suerte continué leyendo y descubrí a Ramón Somoza, de quien no había leído nada hasta ahora.
La manera de narrar que tiene este autor te crea una necesidad; la de continuar leyendo. Emplea una narrativa muy fluida con una sintaxis correcta y sencilla que te invita a continuar leyendo. Se trata de una novela que, difícilmente, puedes aparcar. 

El golpe de efecto de las primeras páginas te conduce a empatizar con los personajes, fundamentalmente, con Sofía. El lector es Sofía desde la primera página. No puedes evitar ponerte en su piel, meterte en su cabeza, en su corazón, llorar con ella y por ella. 

Ramón te obliga a juzgar constantemente a cada personaje. Incluso, debo reconocer, que ha conseguido que no odie a Ángel. Al menos, mientras estaba en el clímax de la obra, porque una vez acabada la lectura, cuando ya todo ha pasado, volví a sentir esa falta de empatía al comprender que, pese a la originalidad de su narrativa, termina siendo demasiado rosa e increíble ese amor.
Algo que me ha llamado la atención es el empleo del léxico entre las niñas. El lenguaje empleado por Sofía y sus amigas no se ajusta a la sociedad actual. Del mismo modo, las tecnologías te hacen confundir tiempos. Debido al uso de determinadas expresiones y vocablos unidos al desconocimiento tecnológico por parte de los jóvenes (no tienen móviles, redes sociales, whatsapp, ordenadores, se comunican por carta o teléfono fijo…) crees que el tiempo de la novela podría ser la década de los años noventa, sin embargo, de pronto, aparece toda la tecnología actual concentrada en una casa completamente domotizada y con tecnologías actuales.
En este sentido, el tiempo, para mi gusto no queda bien definido.

Como conclusión, Sofía y el Ángel Caído es algo más que una bella novela romántica al uso. En ella la perspectiva de la ética planea sin descanso por cada una de sus páginas. Incluso te llegas a culpar cuando te sorprendes aceptando o entendiendo lo que nuestra ética nos impide.

En definitiva, se trata de una novela muy recomendable.

Recuerda compartir si te ha gustado, yo te lo agradeceré cada día. Ya si te suscribes al blog, me haces feliz.

3 Comentarios

  1. Muchas gracias por tan hermosa reseña, Sonia. Me alegro de que te haya gustado. Simplementeme gustaría puntualizar que esa novela se escribió hace siete años, y, aunque no lo parezca, en aquella época los niños no estaban tan digitalizados como hoy día. Y es que la tecnología ha avanzado de forma increíble desde entonces, aunque poco lo notemos.

  2. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

  3. Ramón muchas gracias por el comentario y aclaración. Seguiré leyéndote.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies

ARRIBA ↑