Etiqueta: #literatura (Página 1 de 4)

Cumpleaños de una presentación

Esta semana celebramos cumpleaños. Hace una año presentaba la novela En los ojos del rey en el Teatro Real de Madrid.

Se cumple un año de uno de los momentos más importantes de mi vida desde que decidí darle a la tecla, casi sin descanso, para dedicarme a lo que más me gusta, escribir.

Y, de pronto, sin darme cuenta, hace un año presentaba mi primera novela, En los ojos del rey, en un lugar emblemático: el Teatro Real. Fue un sueño cumplido gracias al duro trabajo de muchas personas. Te aseguro que los momentos de descanso fueron muy pocos, casi inexistentes.

Y cuando digo emblemático, no me refiero solo al valor del sitio en sí, eso es incuestionable, sino a la importancia que en la novela tiene este lugar. Así que había que estar a la altura.

Sala Cinecito.

Así, en una acogedora sala del Teatro Real de Madrid conocida como el Cinecito por quienes en el Real tienen la suerte de trabajar, tuvo lugar una amena y, en ocasiones, divertida charla con la periodista Miriam Martínez. La localización de la sala no podía ser mejor, pues se accede por Carlos III y tiene una salida a la plaza de Ópera o Isabel II. Y ¿por qué es importante esta reina? Por ser la abuela de nuestro Alfonso XIII. También porque sin ni siquiera ser ella personaje secundario de la novela, desencadena la trama, para mí, más bonita de la misma. Hoy sé, que para muchos de vosotros también lo es. Juanito se ha convertido en el otro protagonista de En los ojos del rey.

En un momento de la presentación.

Este majestuoso lugar es uno de los múltiples escenarios de la novela; entre sus paredes transcurren algunos pasajes como, por ejemplo, este:

“Esa noche, la reina y yo estábamos en el Teatro Real apoyando con nuestra presencia la representación de Tannhauser. El domingo ya había asistido parte de la familia real y allí recibí la triste noticia.

Un sentimiento de tristeza y rabia me invadió provocando que mi rostro se encendiera como la grana. Me levanté con tanto ímpetu del sillón del palco que cayó al suelo provocando un ruido seco. Los presentes en el patio de butacas se sobresaltaron mirando hacia el palco real de donde provenía el ruido”.

Me sentí afortunada de estar acompañada de amigos de hoy y de siempre, de mi familia, de lectores de redes sociales, de escritores de la talla de Antonio Fuster Juárez Elena Muñoz , vicepresidenta también en ese momento de la Asociación de Escritores de Madrid a la que tengo el gran placer de pertenecer.

Con una lectora.

La presentación corrió a cargo de la dulce y maravillosa periodista Miriam Martínez, una de las personas que más y mejor me conocen. Ella hizo que contestara a cada una de sus preguntas de la manera más honesta y tranquila. Mediante una presentación a modo de entrevista, mantuvo al público atento a todo aquello que yo iba contando. Tarde de confesiones, de risas, de explicaciones con suaves y delicadas pinceladas sicalípticas, porque así era el rey, el más sicalíptico de todos los Borbones. La memoria del rey Alfonso XIII regresó al Teatro Real para asistir a la presentación de una interpretación de su vida y reinado.

Un momento de la conversación.

Un año después, me enorgullece saber que la bonita sala Cinecito hoy no sería suficiente para acoger a todas las personas que me siguen y quieren. Por eso, este post es para todos mis lectores, para dar las gracias otra vez a quienes me acompañasteis en ese momento y a todos los que os habéis sumado desde entonces a mi mundo de historias.

Gracias de corazón.

Quiero celebrar con vosotros cada pequeño pasito que voy dando en este mundo acompañada de vosotros, los lectores. Por eso, me gustaría compartir más con mis suscriptores. Pronto recibiréis un correo especial con regalito. Recuerda que puedes suscribirte aquí abajo. Además, aprovecha la oferta de Black Friday para comprar la novela y así hacer tu regalo de amigo invisible, de Papá Noel o para lo que tú quieras.

Formulario de inscripción

Loading

La lectura y el sexo

“Me encanta leer, pero no tengo tiempo.” ¿Cuántas veces has escuchado esta frase? Si eres escritor o amante de la lectura, seguro que más de las que te gustaría.

Ante ella, mi respuesta siempre es la misma: La lectura es como el sexo, si realmente quieres hacerlo nunca dirás “no tengo tiempo”.

Pasamos la vida planificando. Organizamos nuestra semana laboral minutando casi cada actividad o tarea. Lo mismo hacemos con las actividades extraescolares de nuestros hijos, las sesiones del gimnasio, las cervezas con los amigos. Todo queda anotado en la agenda de los más ordenados o en la memoria de los que no necesitan anotar nada para recordar lo que tienen que hacer. Sin embargo, el sexo no hace falta que se anote en ningún sitio, claro, para él siempre hay tiempo. No importa el cansancio, no importa el laaargo día, siempre encontramos un momento para dedicarle. Conclusión: el tiempo no es una excusa.

La lectura es como el sexo, si realmente quieres hacerlo nunca dirás que no tienes tiempo. Clic para tuitear

Me parece bien que no leas, bueno no, esto que acabo de escribir no es verdad. Claro que no puede parecerme bien. Soy escritora y me gustaría poder comer del dinero que dan mis letras, así que sí, me importa y mucho si lees o no lees, pero no puedes poner como excusa es el tiempo.

Di que no te apetece, que tienes cosas mejores que hacer, que dedicas tu tiempo a cultivar tu cuerpo y que para tu mente ya no te alcanza, que prefieres dormir una siesta, que el dinero mejor invertido es en la moda (entendida como ropa, no literaria) o en las salidas con los amigos, que estás en un momento de tu vida en el que pasas de los libros, que tienes otros intereses, pero no que no tienes tiempo, porque si quieres leer, encuentras el momento. Yo te voy a dar cinco momentos para hacerlo (leer, me refiero).

¿Alguien ha calculado el tiempo perdido o invertido en consultar las redes sociales?

Se me va el día consultando Instagram, tuiteando o publicando en Facebook.

Para esto también hay tiempo ¡y mucho! Por eso, la agencia de publicidad Saatchi&Saatchi se puso manos a la obra y tradujo la novela En los ojos del rey a memes. Sí, una auténtica locura que ha conseguido acercar a los jóvenes a la lectura y ¡a la historia! Aquí puedes ver la campaña. Una maravilla, fantástica.

Lo reconozco, me fastidia mucho esta aserción como escritora. No la soporto.

—Con lo que me gusta leer, pero no tengo tiempo.

Necesito que el día duplique sus horas para dedicar un ratito a la lectura.

Seguro que te ha pasado alguna vez y tú también has oído esta frase. Por favor, dime que sí, así no me sentiré tan mal.

Si eres de los que sufren de este mal, de la falta de tiempo, te voy a dar tres consejos:

1.Tan beneficioso es cultivar el cuerpo, las amistades o la familia como la mente. Los beneficios de la lectura son muchos.

2.Si tienes la gran suerte de contar entre tus amistades con un escritor, no le digas nunca que no tienes tiempo para leer su obra. Sé sincero, si no te gusta leer no pasa nada, si lo que no te gusta es lo que o cómo escribe el susodicho, ahí ya, dejo en tu mano la decisión de la sinceridad. Pero, por favor, no pongas la excusa del tiempo. Porque en este artículo te he dado las claves para solventar el problema.

3.Leer es divertido. Así que, diviértete. Dedica un ratito de tu día a disfrutar, verás como te engancha tanto o más que el deporte, por ejemplo.

Si has leído hasta aquí, enhorabuena, porque eso quiere decir que tienes tiempo (o al menos lo buscas) para leer.

¿Estás de acuerdo conmigo? ¿Me das tu opinión?

Si todavía eres de los pocos que no se han suscrito al blog, no lo pienses más y hazlo. Te aseguro que no te vas a arrepentir.

Formulario de inscripción

Loading

Comprar un libro por su portada. ¿Sí o no?




Una vez me dijo una persona muy leída e instruida, que debido a la cantidad de libros que hay en el mercado en los últimos tiempos y con portadas tan atractivas, había tomado la determinación de comprarlos atendiendo a aquella que le llamaba más la atención. Claro que estoy hablando de alguien que lee mucho y más; ah, y con un poder adquisitivo importante. Esto facilita todo siempre, porque cuando tienes que contar cada euro, la cosa cambia.

Entonces, ¿estamos ante una nueva práctica de compra de libros?

Resulta evidente que estas preguntas tienen sentido únicamente cuando hablamos de autores noveles, no conocidos y que carecen de fama. Los demás, venden solo con su nombre.
Así que, me he puesto manos a la obra y he pedido opinión a tres grupos de personas bien diferenciados: escritores, lectores y libreros.
Los escritoresconsultados a través del grupo de Facebook El escritor emprendedor lo tienen claro en su mayoría: la portada por sí sola no es lo más relevante. ¿La estética es importante? Sí, pero sin una sinopsis atrayente y un título llamativo, no hay compra. Por tanto, el valor de un libro lo aporta la sinopsis.
Los escritores, por lo general, son mucho más exigentes a la hora de seleccionar lecturas. Desde luego, no se dejan engatusar (me encanta este verbo) por la belleza de una portada. Primero atenderán al título y sinopsis y, en caso de recibir el aprobado, es cuando abren el libro para leer esa primera página.

La escritora Gabriella Campbella la que admiro y sigo, como tantos miles de escritores, hace referencia a un sector que tiene especial relevancia: Amazon. Las encuestas realizadas en Amazon por parte de escritores para valorar la decisión de comprar de un libro, queda de la siguiente manera:

–  Portada
– Reseñas
– Descripción
Este es el orden que los lectores que compran en esta plataforma siguen como un mantra a la hora de hacer click en el botón de compra.

Primero te entra por el ojo, después debes cerciorarte de que a otros les ha gustado. Claro, presuponemos que lo que atrae al vecino a nosotros también (por suerte, no actuamos igual con el marido/mujer de la vecina). Por último, estoy casi decidido a comprar el libro, pero, quizá es interesante saber de qué va la vaina, ¿no?, pues voy a leer la sinopsis.

Los lectores consultados en Facebook e Instagram, por su parte, están divididos. Los hay que se decantan por la portada llegando a comparar los libros con los vinos. Si la etiqueta de un vino te llama la atención y decides darle una oportunidad, ¿por qué no hacer lo mismo con un libro y, en este caso, su portada? De este modo puedes vivir una experiencia positiva o negativa.



Estos lectores opinan que se trata de una buena forma de conocer a autores nuevos a los que, si no es por esa llamada de atención de la portada, no te hubieras acercado.

Otro grupo importante es el de los lectores que se acercan a los libros como al cine. Buscan previamente información sobre el libro y no suelen salirse de su norma.
Incluso, alguno opina que la portada es más un motivo de exclusión. Si esta no resulta atractiva, no le dará la oportunidad a la sinopsis.
Finalmente, he hablado con Luis Compés, presidente de la Asociación de Escritores de Madrid y librerode Notting Hill, librería de Alcalá de Henares.
Luis lo tiene claro, una mala portada puede arruinar la venta de un libro.
Recuerda que estamos hablando de autores desconocidos, porque los consagrados no necesitan ni una buena portada ni un buen título, ya que su nombre vende por sí solo.
Por tanto, la portada, dice Luis, es la primera llamada de atención, después es necesario un título que conecte con el lector, esto es básico para captar el interés. Porque sin duda, una portada sola no vende.

Y lo deja muy claro con este símil:

“La portada es ese lugar al que vas a pescar, el título es la caña y el subtítulo el cebo”.

Introduce aquí, eso es importante y nadie había hecho referencia, el concepto del subtítulo en el que los lectores encuentren la necesidad de leer el libro.

Conclusión: la portada importa y mucho. No es determinante, pero sin duda, se trata una importante tarjeta de visita.

Para ti, ¿es importante la portada? Cuéntamelo en los comentarios.

5 cosas que gustan a los escritores

Acabas de descubrir a un nuevo escritor o bien lees todo lo que publica tu favorito. Felicidades, porque, aunque parezca increíble, cuatro de cada diez de los españoles no tienen tiempo para leer. Sí, sí, como lo estás leyendo tú que eres un privilegiado y gozas de ese bien tan preciado: el tiempo.
Este dato lo he extraído de un trabajo de campo que he podido realizar tras mi experiencia en las diferentes ferias a las que he tenido el gusto de ir a firmar. Ay, el tiempo, el tiempo que nos lleva a todos de cabeza, pero es como las meigas y haberlo haylo y aquí te lo demuestro
Bien, dicho esto, (expresión que emplean hasta la saciedad los tertulianos de la tele en los últimos tiempos) hoy te voy a contar qué nos hace felices a los escritores-, sí, a ese que tanto te gusta, también. ¿Sabes una cosa? Nos conformamos con muy poquito, verás:
1. Ver compartidas nuestras publicaciones en las redes sociales. Y es que compartir es bonito, es un gesto que nos honra, por eso, a los escritores se nos pone carita de bobos cuando vemos las notificaciones de nuestras redes cargaditas de retuits, me gusta o compartidos. Pero te voy a contar un secreto: si le haces un comentario, entonces te convertirás en su lector favorito.
2. Cuando regalan nuestra obra. Los libros, por regla general, suelen ser un bien comunitario. Lo compras y se lo pasas a tu madre, a tu abuela, a la vecina incluso te ves capaz de prestárselo a la señora que cada día se sienta a tu lado en el metro. Pero un libro que te haya gustado puede ser el regalo perfecto para un cumpleaños, el día de la madre o un aniversario. No lo olvides.

3. Hablar con los lectores. No hay cosa que más nos guste a los escritores de verdad, a los que lo hacemos por amor al arte, con pasión, los que seguimos escribiendo pese a que no podamos vivir de la literatura, que dedicar un rato a hablar con nuestros lectores o futuros lectores. Si recibimos un mail, un mensaje en alguna de las redes sociales, el mundo se detiene, suena música de serie americana de los 90 y tras unos cuantos pasos de baile frente al ordenador, contestas. Y lo haces sin prisa, con toda tu atención y agradecimiento.
Esta semana leía en el Instagram de Federico Moccia a propósito de su asistencia en la feria del libro «Poneros caras es una de las partes que más me reconfortan de mi profesión».
4. Escribir pensando en el lector. Aquí voy a hablar de mí, porque soy yo la que está escribiendo. Y ahora tú estarás pensando que acabo de contar una mentira del tamaño del Quijote, ¿verdad? Pues deja que te explique porque yo no miento (a veces lo hago, pero de manera muy sibilina). Verás, los escritores que lo somos por vocación y devoción, escribimos por necesidad, porque es imprescindible para nosotros volcar todas las historias que tenemos dentro. En este sentido, es puro placer personal, sin embargo, no todos, pero sí la mayoría, poseemos algo muy valioso: respeto al lector. Y esto lo profeso como una religión, porque si hay respeto, todo fluye. Soy consciente de que no puedo gustar a todos, eso es normal, pero sí puedo decir que respeto profundamente a todos los lectores. Por tanto, cuando escribo algo que publico, siempre en mi cabeza está el receptor de mis letras, tú, lector.
5. Recomendar a otros escritores. Cuando descubrimos algo bueno, nos gusta compartirlo (otra vez aparece este maravilloso verbo). Los escritores que amamos la literatura y escribir recomendamos a nuestros amigos, a otros escritores y fundamentalmente a los lectores, otras obras de aquellos compañeros de letras que nos gustan.

Escritores, ¿qué opináis?, ¿añadiríais algo más? Seguro que tú, como escritor, tienes otro parecer, ¿me lo cuentas?

Recuerda que puedes suscribirte al blog y leer cada viernes una nueva entrada.

Reseña. Melodía para un forense

Mercedes Pinto aporta en esta novela una nota personal, un matiz cargado de originalidad para hacer diferente una trama convencional.

Un forense hijo de un enterrador y una taxidermista melómana. De ella hereda esa afición por la música, una afición que se convierte en necesidad llegando a mostrarse tan dependiente de ella como de otras sustancias.

La vida pone al límite al forense Ray Fox.

Melodía para un forensees una novela negra que comienza de manera vibrante. Desde el principio hasta el final se van concatenando diferentes hechos y situaciones que provocan en el lector la necesidad de continuar con la lectura.
Un aspecto interesante, que llama la atención teniendo en cuenta el momento social que vivimos, es la figura de la mujer, de la mujer protagonista, Norma Duarte. Una joven forense que le aporta el punto de equilibrio a Ray pese a los desplantes que sufre por su parte. Es el personaje más redondo, que más evoluciona y para mí, sorprende.
El empleo de la autora de un lenguaje sencillo con estructuras sintácticas perfectas, invita al lector a disfrutar, sentir y padecer junto al protagonista. Además, te lleva a viajar por una lectura de manera trepidante, ágil, amena, intensa, sorprendente, efectista, dando la sensación de ir montado en una montaña rusa.

Las frases son cortas, la adjetivación adecuada para provocar tensión y los verbos de movimiento suponen el éxito de la lectura.

Otro aspecto original de esta novela es la demostración de que se puede leer y escuchar música a la vez. No solo es posible sino que la autora te ofrece previamente la lista de canciones para poder prepararla y disfrutar de ella a la vez que de la novela.  Esta es una novela con banda sonora. Una novela preparada con todos los ingredientes para ser película.

En este sentido, destaco las siguientes canciones, no por importancia en el desarrollo de la novela sino por gusto personal, en el capítulo I “Busca lo más vital” del Libro de la selva, “Imagine” de los Beatles en el capítulo V, “My Way” de Frank Sinatra en el X y termina sorprendiendo con “La gallina co-co-ua” en el XXXVII.
Y es que la música es el hilo conductor de la novela dotándola de una originalidad sin precedentes. Todas las canciones son cuidadosamente elegidas con la finalidad de aportar a la escena el tiempo y energía apropiada.
En definitiva, se trata de una novela sorpresiva, rápida, inquietante y original. Sin duda, una buena elección para este verano.

« Entradas anteriores

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies

ARRIBA ↑