“Me encanta leer, pero no tengo tiempo.” ¿Cuántas veces has escuchado esta frase? Si eres escritor o amante de la lectura, seguro que más de las que te gustaría.

Ante ella, mi respuesta siempre es la misma: La lectura es como el sexo, si realmente quieres hacerlo nunca dirás “no tengo tiempo”.

Pasamos la vida planificando. Organizamos nuestra semana laboral minutando casi cada actividad o tarea. Lo mismo hacemos con las actividades extraescolares de nuestros hijos, las sesiones del gimnasio, las cervezas con los amigos. Todo queda anotado en la agenda de los más ordenados o en la memoria de los que no necesitan anotar nada para recordar lo que tienen que hacer. Sin embargo, el sexo no hace falta que se anote en ningún sitio, claro, para él siempre hay tiempo. No importa el cansancio, no importa el laaargo día, siempre encontramos un momento para dedicarle. Conclusión: el tiempo no es una excusa.

La lectura es como el sexo, si realmente quieres hacerlo nunca dirás que no tienes tiempo. Clic para tuitear

Me parece bien que no leas, bueno no, esto que acabo de escribir no es verdad. Claro que no puede parecerme bien. Soy escritora y me gustaría poder comer del dinero que dan mis letras, así que sí, me importa y mucho si lees o no lees, pero no puedes poner como excusa es el tiempo.

Di que no te apetece, que tienes cosas mejores que hacer, que dedicas tu tiempo a cultivar tu cuerpo y que para tu mente ya no te alcanza, que prefieres dormir una siesta, que el dinero mejor invertido es en la moda (entendida como ropa, no literaria) o en las salidas con los amigos, que estás en un momento de tu vida en el que pasas de los libros, que tienes otros intereses, pero no que no tienes tiempo, porque si quieres leer, encuentras el momento. Yo te voy a dar cinco momentos para hacerlo (leer, me refiero).

¿Alguien ha calculado el tiempo perdido o invertido en consultar las redes sociales?

Se me va el día consultando Instagram, tuiteando o publicando en Facebook.

Para esto también hay tiempo ¡y mucho! Por eso, la agencia de publicidad Saatchi&Saatchi se puso manos a la obra y tradujo la novela En los ojos del rey a memes. Sí, una auténtica locura que ha conseguido acercar a los jóvenes a la lectura y ¡a la historia! Aquí puedes ver la campaña. Una maravilla, fantástica.

Lo reconozco, me fastidia mucho esta aserción como escritora. No la soporto.

—Con lo que me gusta leer, pero no tengo tiempo.

Necesito que el día duplique sus horas para dedicar un ratito a la lectura.

Seguro que te ha pasado alguna vez y tú también has oído esta frase. Por favor, dime que sí, así no me sentiré tan mal.

Si eres de los que sufren de este mal, de la falta de tiempo, te voy a dar tres consejos:

1.Tan beneficioso es cultivar el cuerpo, las amistades o la familia como la mente. Los beneficios de la lectura son muchos.

2.Si tienes la gran suerte de contar entre tus amistades con un escritor, no le digas nunca que no tienes tiempo para leer su obra. Sé sincero, si no te gusta leer no pasa nada, si lo que no te gusta es lo que o cómo escribe el susodicho, ahí ya, dejo en tu mano la decisión de la sinceridad. Pero, por favor, no pongas la excusa del tiempo. Porque en este artículo te he dado las claves para solventar el problema.

3.Leer es divertido. Así que, diviértete. Dedica un ratito de tu día a disfrutar, verás como te engancha tanto o más que el deporte, por ejemplo.

Si has leído hasta aquí, enhorabuena, porque eso quiere decir que tienes tiempo (o al menos lo buscas) para leer.

¿Estás de acuerdo conmigo? ¿Me das tu opinión?

Si todavía eres de los pocos que no se han suscrito al blog, no lo pienses más y hazlo. Te aseguro que no te vas a arrepentir.

Formulario de inscripción