Nos vamos de puente

Nos vamos de puente

¡Nos vamos de puente! Sí. O nos quedamos, pero disfrutamos de varios días de descanso.

Espera, para, para, para. Antes de marcharnos de puente vamos a hablar un poquito de historia, que si tenemos puente es gracias a un motivo de una relevancia suprema. Vienen dos días festivos seguiditos; uno tiene que ver con la historia y es del que nos vamos a ocupar, el otro con la religión.

El día 6 de diciembre celebramos la Constitución española.

¿Qué significado tiene este día más allá de lo bien que nos viene el puente siempre? Porque tiene un sentido mucho más profundo. Te doy una pista, está muy relacionado con la libertad.

Y es que con la promulgación de la Constitución se cierra el proceso de la transición, ese del que hablamos en este otro artículo. Y nace, por tanto, la democracia. Ciao, au revoir, Tschüss, adiós dictadura. Por eso digo que este puente bien podría ser el de las libertades.

Lo primero es conocer qué significa su nacimiento, porque parte de la generación del bollicao parece que no es muy consciente de lo que quiere decir vivir en democracia gracias a la Constitución. Este es, por consiguiente, un problema que nos trasladan a todos, ya que algunos de esta generación aspiran a gobernar el país y claro, se convierte en un conflicto nacional.

A mí me fascina escuchar a políticos de mi edad hablar como (prefiero no verbalizar el pensamiento que tengo). Entonces me pregunto si habrán leído algo de nuestra historia más allá de lo aprendido en los colegios. ¿La conocerán un poco? Voy más lejos aún y me cuestiono si se han leído la Carta Magna. La respuesta está clara: no. Ni de lejos. Pero tienen una diarrea verbal que les viene muy bien para atrapar a la otra parte de los bollicaos para quienes la Constitución no es más que jolgorio y mini vacaciones.

Por fortuna, hay mucha gente que sí sabe de qué va todo esto y entiende que el camino hasta que llegó a ver la luz no fue nada fácil. Siempre digo que en historia todo lleva mucho trabajo, todo son tiras y aflojas, también cesiones. En este caso que nos ocupa hoy hubo un arduo trabajo con mucho diálogo pensando siempre en lo mejor para España. Así, en grupo, nada individualizado.

Porque la Constitución se fundamenta en la indisoluble unidad de la Nación española, patria común e indivisible de todos los españoles, reconociendo nacionalidades y regiones españolas.

Esta Constitución fue la primera que se redactó desde la republicana de 1931, pero lo más importante es que se trata de la primera de nuestra historia redactada teniendo en cuenta el consenso de todas las fuerzas políticas.

El rey Juan Carlos y Adolfo Suárez, presidente del Gobierno entonces, trabajaron mano a mano en la transición hacia la democracia. Para ello contaron con la colaboración del presidente de las Cortes, Torcuato Fernández-Miranda, a quien se consideró uno de los principales estrategas del proceso. De hecho, de él es la famosa frase «De la ley a la ley a través de la ley».

Como no podía ser de otra manera, la tensión era palpable. Todos tenían puntos de vista diferentes, todos buscaban beneficio e imponer ese parecer tan discordante con el de al lado.

Se recurrió entonces a los famosos «pactos del mantel». Había que llegar a acuerdos, por tanto, tocaba negociar. Amigos, somos españoles. Las mejores decisiones se toman en ambientes privados, lejos de las presiones de los fríos despachos y, a ser posible, con una buena comida regada con los mejores vinos. Hoy no es distinto y lo sabes.

Un ejemplo de esto que te digo es que en el restaurante José Luis de Madrid se pactaron veinticinco artículos de la Constitución durante una cena.

No digo que todo el pasado político fuera mejor, ni muchísimo menos. Como herencia nos han dejado muchos aspectos mejorables o que deberíamos adaptar al nuevo siglo y que están en la mano de nuestros políticos cambiar, pero ya. Por ejemplo, podrían empezar por algunas leyes.

Algo que no ha cambiado mucho es el tema de la enseñanza que si bien fue un aspecto que resultó espinoso entonces, también lo es hoy. Aquí surgieron muchas discrepancias, como podrás imaginar, sin embargo, salió adelante gracias a las renuncias y cesiones de unos y otros.

Siete son los padres que tuvo la Constitución:

Mira, vuelve a aparecer el número mágico siete que tanto me gusta.

De los siete, solo viven hoy dos: Miguel Herrero y Rodríguez de Miñón (es la misma persona) y Miquel Roca i Junyent. Como curiosidad te diré que este último fue el abogado de Urdangarín en el caso Noos.

He tomado esta foto de Europapress donde aparecen los siete, porque me ha parecido muy bonita a la par que ilustrativa.

Hoy (y todos los días del año también) se pone sobre la mesa el debate sobre si se debe modificar la Carta Magna que en sus cuarenta y tres años de vida solo ha contado con dos cambios. Claro que para poder realizar una nueva reforma sería necesario el consenso y el rigor técnico. A mí me parece un tanto difícil por el momento. No sé a ti.

Ahora sí. ¡Feliz puente de la Constitución! Porque tenemos fiesta gracias a la Constitución y así se lo debemos explicar a nuestros hijos. El puente tiene nombre: Constitución e Inmaculada. No vayamos a seguir la paparruchada de algunos que proponen felicitar las fiestas en vez de la Navidad para incluir a todos. De esto hablaremos la próxima semana.

Si te suscribes entrarás a formar parte de esta comunidad lectora y recibirás cada semana el artículo en tu correo electrónico.

Formulario de inscripción
Loading

One thought on “Nos vamos de puente

  1. Gracias admirada Sonia. Un necesario y muy adecuado escrito sobre la famosa, y, desconocida a la vez por la mayoría de los ciudadanos españoles, Constitución española. Leerte es cómo volver a la escuela. Nos hace recordar partes de la historia que nos ha hecho sentir, en todo el mundo, el orgullo de ser españoles. 👏😉👍🏼🇪🇦

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies