San Hermenegildo

San Hermenegildo

Este mes he elegido como personaje de la historia a Hermenegildo, hijo de Leovigildo y hermano de Recaredo, ¿algo te suena, no? Por favor, dime que sí.

Qué rimbombantes eran los nombres de los reyes godos y sus familias. Ahora o son lo que entendemos por normales o lo que definimos por hortera. Y no, no voy a poner ningún ejemplo para no ofender a nadie que no es mi deseo, pero sí te hablaré sobre este personaje histórico.

Este señor nació hacia el año 564, aunque ni la fecha ni lo que te voy a contar a partir de aquí lo puedo afirmar con rotundidad, porque toda la información de esta parte de la historia hay que tomarla con mesura y leerla con muchos interrogantes. No por nada, sino debido a su escasez y partidismo, de modo que no me queda otra opción que transmitirte mi conocimiento tintado de la veracidad que para mí es la buena y que no es otra que la luz que nos aportan los expertos. En este caso, mi mayor fuente es la Real Academia de la Historia.

Vamos entonces a conocer a Hermenegildo.

De él podemos destacar dos aspectos interesantes; por un lado, el mal rollo con su padre y por otro, los motivos religiosos de su muerte también muy relacionados con su padre.

Hermenegildo se casó con Ingonda (apunta otro nombre para tu descendencia) que era católica. Ya sabes que el tema de la religión ha sido suficientemente importante como para declarar guerras, no te cuento para separar familias.

Las mujeres ejercemos, dicen, influencia en los maridos e Ingonda no fue menos. Ella convenció a su marido para que se convirtiera al catolicismo y los dos abrazasen así la misma religión.

Política y religión van de la mano en la vida de este príncipe de Sevilla. Y es que la conversión del arrianismo al catolicismo provocó una gran brecha con su padre, Leovigildo. De ahí que intentara reconducir la religiosidad de su hijo sin éxito.

Lo que no sabía el rey es que enviar a los recién casados a la ciudad bética le iba a conllevar tantos disgustos, porque fue allí donde se convirtió rebelándose a su padre. Hermenegildo no sólo quería defender su nueva religión, también sus intereses políticos, por eso buscó aliados entre los suevos y bizantinos, es decir, norte y sur, lo que hoy conocemos como una guerra civil. Como imaginarás, su padre se revolvió en el trono y atacó también. ¿Cómo? Por el camino de la tolerancia, es decir, haciéndole una caidita de ojos a los católicos que ya no se tenían que rebautizar en caso de convertirse al arrianismo. Por el interés te quiero Andrés, ¡lo que le importaba la religión!

¿Qué ocurrió? Que no recogió los frutos esperados y mandó a tomar el fresco a varios obispos católicos echándolos de sus sedes. Se acabó la tolerancia, a pasar por el aro todos. Eso en cuanto a la religión, porque en lo que respecta al plano militar, fue más directo. Tonterías las justas, que era un rey godo.

Asedió Sevilla, la ciudad en la que gobernaba su hijo que se vio obligado a huir a Córdoba, pero ocurrió lo inevitable. Tras dos años, cayó prisionero de su propio padre, que no olvidemos que era el rey y quien partía el bacalao. Lo desterró a Valencia y escapó. Ya todo sólo podía ir de mal en peor.

¿Qué ocurrió con nuestro amigo Hermenegildo?

Que lo volvieron a apresar y esta vez lo encarcelaron en Tarragona. Allí se negó a comulgar con el arrianismo y lo mataron.

Todo por la religión. Un padre y un hijo.

Pasan los siglos y llega Felipe II y qué pinta este rey en una historia goda. Te lo explico.

Felipe II tiene que ver mucho con la santificación, porque fue él quien pidió a Sixto V su canonización debido a la gran devoción que sintió por este santo. En este otro artículo te cuento quién fue Felipe II el rey que vio en san Hermenegildo un modelo de vida y fe para la monarquía española.

San Hermenegildo hoy

Es un rey mártir declarado patrono de los conversos al catolicismo por la Iglesia Católica. También es el patrono protector de la monarquía española. Es llamado el Mártir del Sacramento por Sor Juana Inés de la Cruz que le dedica un auto sacramental.

La festividad de san Hermenegildo se celebra el 13 de abril.

Una curiosidad

En Madrid, puedes encontrar la calle San Hermenegildo que, según el escritor Manuel G. Sanahuja en su libro Callejeando por Madrid, debe este nombre al capellán Juan Díaz Mariño que tenía sobre la puerta de su casa una pintura del santo franqueada por dos farolillos. Esta casa fue conocida como la casa del santo, de ahí su nombre.

¿Te ha gustado este personaje de la historia? Si es así, no te olvides de compartirla en tus redes sociales.

Recuerda que puedes suscribirte aquí.

Formulario de inscripción
Loading

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies