Curiosidades de la historia: chicles y tabaco

Curiosidades de la historia: chicles y tabaco

Esta semana vamos con un artículo de curiosidades de la historia que sé que te gustan. En esta ocasión hablaremos de la II Guerra Mundial y, aunque España no participó de forma activa por su posición neutral, merece la pena conocer estos datos que están relacionadas con los chiches y el tabaco durante el desarrollo de esta guerra. Y es que la historia está llena de curiosidades.

La primera tiene que ver con los chicles. Pese a que tienen una historia larga, el chicle moderno (el que hoy conocemos) arrancó en el siglo XIX en Estados Unidos, pero se popularizó a principios del XX. Esa goma de mascar que era habitual y conocida en América se difundió globalmente durante la II Guerra Mundial cuando los soldados americanos la entregaban a la población de los países en los que estaban desplazados.

Precisamente, masticar chicle fue una de las señas por las que se caracterizaban los militares americanos durante la contienda. Luego verás por qué es relevante esto de los militares.

Según The Wall Street Journal, entre 2008 y 2018 la venta de los chicles cayó un 23% en Estados Unidos. Expertos en marketing han visto en este producto la clave de cómo ha cambiado la sociedad en sus hábitos. Hoy, el derrumbamiento de ventas de los chicles está relacionada con el empleo del móvil.

Parece una locura, pero diferentes estudios americanos así lo demuestran. Antes se mascaba chicle por aburrimiento y se compraban casi de manera compulsiva en los supermercados mientras se esperaba en la cola. Ahora, dedicamos los tiempos muertos o de espera para consultar nuestro teléfono.

Pero si esto te parece sorprendente, no lo es menos la segunda curiosidad de la que hoy te quiero hablar. Esta tiene que ver con el tabaco dentro del marco de la II Guerra Mundial.

Porque el Gobierno americano entregaba cigarrillos como parte de las raciones militares junto a la carne, verduras o patatas a los soldados que estaban en el frente. Probablemente, esto respondiera a una estrategia para mover la economía mermada del país por la guerra. Hay que decir que las tabacaleras americanas crecieron de manera vertiginosa durante esa época, en concreto la marca Lucky Strike.

Este hecho traspasó la mera anécdota pues los soldados alemanes regresaban del cuerpo a cuerpo con los americanos con paquetes de tabaco a modo de trofeos.

¿Sabías que los nazis fueron los primeros en emprender una cruzada contra el tabaco?

Los alemanes llegaron a tener sentimientos encontrados con los cigarrillos. Bueno, más que sentimientos, diría que fueron mercenarios de sus intereses.

Pese a que Hitler fumó durante su juventud, pronto se declaró de la liga antitabaco. Hoy sabemos que razón no le faltaba: el tabaco es malo, eso nadie lo pone en duda. La cuestión es que los nazis estaban convencidos de que fumar provocaba abortos y afectaba a la fertilidad, es decir, ponía en peligro la raza. El tabaco atentaba contra la raza aria que estaban afanados en conseguir. Por eso, no querían que las mujeres fumaran, incluso estaba mal visto.

Prohibieron fumar en los edificios públicos y en los medios de transporte, lo que incluía el vehículo propio, porque si había un accidente y se demostraba que el conductor iba fumando, se le acusaba de delito criminal.

Ahora bien, en el frente todo vale. Insisto en eso de los sentimientos encontrados, porque ya sabemos que Hitler era de la liga antitabaco y estaba convencido de que los nazis ganarían la guerra porque el Eje, es decir, él, Franco y Mussolini no fumaban. Sin embargo, Roosvelt, Churchill y Stalin sí le daban al cigarrillo. Ciertamente, le preocupaba que los militares fumaran y llegó a pensar que perderían la guerra por no impedir que lo hicieran.

Quizá por esto, Alemania está hoy entre los países europeos en los que más se fuma.

Te decía que Hitler luchaba internamente contra sus sentimientos con relación al tabaco, porque frente a detestarlo hasta el punto de establecer prohibiciones con respecto a él como hemos visto, hubo un momento de la II Guerra Mundial en el que le tuvo que hacer ojitos a los cigarrillos americanos Lucky Strike.

Fue durante la operación Greif, cuando los soldados alemanes dirigidos por Otto Skorzeny se infiltraron en las filas americanas durante la ofensiva de las Ardenas con el objetivo de crear confusión en el bando enemigo.

Otto creó la Brigada Panzer cuya misión era introducirse en el bando americano teniendo que parecer uno más de ellos. Para eso, entre otras cosas importantes, hay que destacar las dos curiosidades de este artículo. Por un lado, los hombres de Otto tenían que masticar chicle como los americanos (aquí tienes la importancia que te decía al principio), pese a que no era habitual que tomaran chicles. Por otro, les entregaron tabaco Lucky Strike para lo que tuvieron que aprender a abrir el paquete tal y como lo hacían los americanos y a fumar sólo dos tercios del cigarrillo igual que ellos. Como ves, Hitler prohibía por un lado fumar, pero por otro, se vio en la necesidad de obligar.

La misión terminó como un fracaso en tanto que tenían como objetivo tomar al menos tres de los principales puentes del río Mosa y no lo consiguieron. Eso sí, los soldados demostraron su valía.

¿Conocías estas dos curiosidades de la historia? Si te apasiona este mundo, puedes leer más curiosidades en este otro artículo y en este otro.

No olvides suscribirte para recibir cada semana en tu correo un nuevo artículo, entrar a formar parte de la comunidad lectora más selecta del momento y para tomarnos juntos el café de los viernes.

Formulario de inscripción
Loading

Por aquí te dejo también los enlaces por si prefieres escuchar este artículo como podcast en Spotify.

O en Youtube.

Recuerda que mis novelas están a la venta en Amazon.

https://www.amazon.es/En-los-ojos-del-Rey-ebook/dp/B07FR7JQX1/

4 thoughts on “Curiosidades de la historia: chicles y tabaco

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies