Etiqueta: #literatura (Página 2 de 4)

7 pecados capitales y los escritores

Soy pecadora y tú, también.

Espera, no te marches aún, dame una oportunidad. Lo plantearé de otra manera; que levante la mano quien considere que ha cometido en algún momento de su vida alguno de los siete pecados capitales (o todos). Claro, si no eres católico practicante, esto te toca un pie, pero la realidad es que la lujuria, gula, avaricia, envidia, soberbia, ira y pereza existen. Y los escritores caemos con frecuencia en estos pecados (males, si lo prefieres).

¿Qué relación hay entre la escritura y los pecados?

Te contaré un secreto. El escritor, ante todo, es persona. Sé que esto a veces no parece así, pues algunos están endiosados y otros parecen tener el don de la invisibilidad. Luego estamos los escritores hormiga; sí, los que vamos poquito a poquito trabajando para hacernos un hueco relevante ente el dios y el hombre invisible. Por ello, por esa condición de persona que nos caracteriza, cometemos muchos errores y caemos en la tentación de los pecados capitales en algún momento. Sí, es así, me juego mi pluma de la suerte a que tú también has pecado.

Esta semana le he pedido a tres valientes escritores que se confiesen, he tenido la osadía de pedirles que me cuenten esa relación personal e íntima que mantienen con los pecados capitales. Creo que lo justo es que yo haga también un examen de conciencia y me confiese la primera.  

Debo reconocer que yo, Sonia Martínez autora de     

soy pecadora. La avaricia es mi peor pecado porque he caído en los siete. Los quiero todos para mí. Vale, está bien, ya en serio. Lujuria, gula y pereza son mis tres pecados capitales. La RAE define la lujuria como “exceso o demasía en algunas cosas” Y por mi parte, debo confesar que los libros y la lectura son mi debilidad. No encuentro saciedad, siempre quiero más; quiero leer más, escribir más, aprender más, conocer a más escritores y lectores. La gula está muy en línea con la anterior, pues, aunque se trata de un “exceso desordenado de comer y beber”, en el pasado era cualquier forma de demasía. Y sí, ya he dicho que no tengo medida con los libros y escritura. Finalmente, reconozco que he caído alguna vez en la pereza. Parece contradictorio, sin embargo, a la hora de escribir, en algún recóndito momento, que ahora no recuerdo, la pereza ha venido a visitarme. Y es que más atractiva me resultaba la idea de leer que de escribir.  

Sylvie Riesco

La escritora Sylvie Riesco es la autora de dos libros solidarios cuyos fondos se donan al proyecto «Avanzadoras» de mujeres en riesgo de exclusión social de Intermon y a la Fundación Aladina.

Ella me revela lo siguiente:

“Siete pecados capitales y toda una vida para poder coquetear con ellos…sin embargo, desde que soy escritora puede que haya dos que en los que, confieso, he caído.Para mí escribir está tan ligado a leer que lo uno me ha llevado a lo otro y los dos se retroalimentan en mi vida. Esto hace que practique, como lectora, la GULA a diario. Gula de querer engullir más y más contenidos. Poder saborear lo que hombres y mujeres han escrito antes que yo, degustar lo que se cuece en los hornos de la literatura sobre mujeres, especialmente en las cocinas de Inglaterra, Estados Unidos o Francia. Es raro no sentir esa sed. Quiero beber y beber y por eso atesoro bien todo lo que puedo en mi “despensa”. Allí acudo con ímpetu en el momento del desayuno y justo antes de ir a dormir. Es imposible no escuchar su mensaje hipnótico “cómeme”, “bébeme”… debe ser que soy un poco Alicia.Por otra parte, como escritora, admito haber caído en las redes de la AVARICIA “literaria”, si así puedo bautizarla. Quiero siempre más. Apenas había publicado mi primer libro “La Magia de la Leche”, ya estaba pensando en qué casos de crianza o lactancia eran especiales para poder hacer una edición revisada incluyendo esos capítulos. Es la sensación de querer llegar más y más lejos, a cuanta más gente mejor. En cuatro años, “La Magia de la leche” tiene ya tres ediciones y cada una ha sumado más y más páginas a las originales “historias de amor con mucho sabor”. Ahora caigo: tal vez por eso soy consumidora de “Gula” y “Avaricia”…. No me siento nunca saciada y por eso quiero siempre más.” 

Esther Varas Doval

También, con algo de vergüenza, le pedí lo mismo a la psicóloga y escritora Esther Varas Doval autora de      

    Y ella se confiesa así: “La pasada mañana 11 de mayo en la Feria del libro de Toledo tuve el placer de conocer a Sonia Martinez, ambas compartimos stand con la ilusión de dar a conocer nuestro trabajo en la Magnifica ciudad de Toledo. Con el pasar de los minutos y de los viandantes carecientes de interés por nuestras obras, Sonia me comento que estaba escribiendo sobre los pecados capitales que un escritor podía tener. Esta pregunta me hizo reaccionar y dejar de observar a los turistas que se concentraban en la Plaza Zocodover. Por un momento todos los pecados capitales se hicieron un hueco en mi mente, ¿habría sido lujuriosa en mi escribir? O tal vez ¿envidiosa o soberbia?… Madre mía! por un momento cumplía con todos los requisitos necesarios para identificarme con estos siete amigos. Sin embargo después de reflexionar, siento que como escritora he caído sobre todo en la envidia, entendida como que me encantaría algún día tener la sabiduría, facilidad para escribir y el número de seguidores que tiene Deepack Chopra, magistral tanto en sus libros de física cuántica como en sus conferencias. A raíz de esta reflexión pequé con la ira, después de tantos años escribiendo (nueve libros publicados y once escritos) a pesar de las trabas con los Editores, los representantes, con la falta de ventas o con el escaso presupuesto e interés que asciende en nuestra sociedad por la cultura y los escritores, no he conseguido poder ayudar a todas las personas que lo necesitan, pues ese es mi objetivo con los libros, que caigan en las manos de las personas que están pasando por un mal momento personal y que no pueden o no quieren ir a un psicólogo para solicitar su ayuda.Si amiga, soy culpable por sentir envidia y e ira, por no ser tan popular como para que mis libros los lean todas las personas que necesitan ayuda.Besos desde mi rincón de pensar.”

Manolo García Sanahuja

No solo las mujeres somos pecadoras, también los hombres caen en los siete magníficos. El escritor Manolo García Sanahuja, autor de  

admite haber pecado: “En mis escritos, como todo el mundo, cometo ciertos pecados capitales, aunque intento que sean los mínimos posibles, pues soy muy perfeccionista.Sin duda, uno de ellos es intentar comunicar la mayor cantidad de información en el menor espacio posible, lo que lleva consigo que, en ocasiones, tenga que volver a reescribir todo o parte de un párrafo por quedar algo ininteligible.Por supuesto, en ocasiones, me da una pereza horrible ponerme a escribir. Me coloco delante del portátil y me apetece hacer cualquier cosa menos entrar en la historia que estoy escribiendo, teniendo que hacer verdaderos esfuerzos para ponerme a ello.En esta misma línea, uno de mis problemas es que tengo la manía de no apuntar cuando tengo alguna idea genial, así que luego la olvido o no la recuerdo en su totalidad, por lo que la genialidad se queda en una simple “buena idea”, sin más adornos.De envidia nada, es más, creo que me envidian a mí. ¿Soberbia? Tampoco, me conoces y sabes que no es así. Gula sí.  Me compro muchos libros por el afán de tenerlos e incluso algunos ni los leo.”   Sylvie, Esther, Manolo, gracias. Muchísimas gracias por abrirme esa parcela de vuestra intimidad como escritores. Os confesáis pecadores, pero yo no puedo cerrar este artículo sin destacar vuestras virtudes, porque los tres gozáis de la generosidad, dedicación, alegría y, Manolo, te copio la palabra genialidad, porque así son vuestros escritos, geniales.
Es un honor que os hayáis cruzado en mi vida y un placer contar con vuestro conocimiento, simpatía y sinceridad. No es fácil abrirse al lector de esta manera tan vulnerable y vosotros lo habéis hecho con belleza y elegancia.   A ti, lector, además de mostrarte a escritores como nunca antes los habías conocido, te regalo esta lista de lecturas ideales para este verano. Si eres mujer, estás embarazada o tienes hijos, no puedes dejar de leer a Sylvie; si lo que te gusta es la historia, los libros de Manolo son perfectos. El gato Madriles te contará la historia de la ciudad desde una perspectiva muy especial y original; para conocerte mejor, superar momentos difíciles o solo por el hecho de darte el placer, no dudes en leer a Esther.

Poemocionario

La magia de la leche

En los ojos del Rey

Los Martínez

Historia de Madrid

Historia de una vida

Misterios en Madrid

Cuaderno de economía emocional

Amar, perder, vivir

Si te ha gustado, no olvides suscribirte para recibir cada semana un nuevo artículo. Ya sabes que todos son originales, diferentes y sorprendentes.

Formulario de inscripción

El Ratoncito Pérez y ¿Alfonso XIII?



Sobre Alfonso XIII hay muchos secretos que te cuento en la novela En los ojos del Rey, también asuntos más íntimos que llevan, incluso hoy, a muchos a rasgarse las vestiduras. Sí, el rey fue el introductor de la sicalipsis en España, fantástico vocablo que te explico aquí. Sin embargo, cuando pensabas que nada de lo que te dijera de este rey te sorprendería ya, hoy vengo para contarte que él y el tierno ratoncito Pérez están íntimamente relacionados. ¡Sorpresa! Un personaje histórico y uno de ficción se entrecruzan para dar lugar a una de las historias más bonitas protagonizada por el personaje más deseado por nuestros niños.

Qué niño no ha sido visitado por el pequeño roedor al que todos llaman Pérez, ¿verdad?

Lo mismo le ocurrió al rey Alfonso XIII. Este rey, de niño, recuerda que nació rey, era muy asustadizo y consentido. En verdad, gran parte de culpa la tenía su madre la reina María Cristina, cuyo carácter sobreprotector y miedo a que su hijo enfermara o tuviera cualquier percance, hizo que el pequeño rey fuera altanero y malcriado, pero también tembloroso y muy miedoso.

Por ello, cuando fue a perder su primer diente, se sentía tan asustado que pensaba que era lo peor que le podría suceder a un niño, temiendo incluso su muerte.

Tal era el estado de desesperación del niño, que su madre pidió ayuda al escritor jesuita Luis Coloma. A la reina se le había ocurrido que escribiese un cuento con grandes matices fantásticos que pudiera mitigar la ansiedad en el joven rey ante la caída de su primer diente.
Quizá, este fuera un miedo premonitorio, porque quién le iba a decir a ese tierno niño que precisamente su muerte estaría tan relacionada con los dientes.

Bien, Coloma pensó en la petición de la reina e ideó crear una bonita historia donde el rey bajo el nombre de Bubi I sería el compañero de aventuras de un ratón al que llamó Pérez.

La elección del nombre del rey no la realizó el autor al azar, sino que responde al apelativo que su madre empleaba para llamarlo en casa. Sí, el gran Alfonso XIII, para su madre era Bubi.

El cuento narra las aventuras del niño y el ratón que durante la noche van recolectando los dientes que los niños madrileños perdían por motivo de la naturaleza y se los llevaban a casa del roedor. 

La casa de Pérez se encontraba en la pastelería Carlos Prastdentro de una caja de galletas Huntley, que precisamente eran las favoritas de Alfonso XIII.


Foto de la Casita-museo del ratoncito Pérez

Si tienes niños, no dejes de visitar la casa del ratoncito Pérez en el número 8 de la Calle Arenal de Madrid.

¿Conocías esta historia? Si te ha gustado, ya sabes, no olvides suscribirte, cada semana hay algo nuevo.

¿Cada vez se lee más? Sí, pero no como creemos.

Como sabes, el próximo martes día 23 de abril se conmemora el fallecimiento de, entre otros, dos de los escritores más importantes de la historia de la literatura: Miguel de Cervantes o Williams Shakespeare. Este último con cierta polémica, ya que existía un desfase entre el calendario español y el inglés allá por el año 1616. Sea como fuere, como decía, en conmemoración de dicha efeméride, el 23 de abril es el día elegido para celebrar el día del libro.

Y a pesar de que ese día verás en las noticias a la gente por las ramblas de Barcelona regalando rosas y libros por San Jordi, creo que no se sorprende nadie si afirmo que la cultura en general y la literatura en particular están en crisis. Será una noticia de cierre de los telediarios, más por lo estético que por la relevancia cultural que pueda tener. Ese día los telediarios los coparán nuestros queridos políticos en plena campaña electoral del 28A. Se hablará de si Pedro Sánchez asiste o no al debate televisivo de esa noche, de si el ganador será Pablo Casado o Albert Rivera, de la ausencia de Santiago Abascal… pero, como diría el grandísimo Paco Umbral, no se hablará de mi libro. Ni del mío, ni del de nadie, salvo quizá el de Pedro Sánchez que será arma arrojadiza durante el debate. 

Debate a tres

A lo que iba. La literatura está en crisis. Cada vez se leen (y se venden) menos libros. Pero ¿eso significa que se lee menos? En absoluto. No conozco a nadie que pase menos de 15 minutos al día leyendo en redes sociales, y sí conozco a muchos que lo hacen varias horas. Es decir, se lee más, mucho más que nunca, pero no de la forma en que creíamos, o mejor dicho, no de la forma en que nos gustaría a los escritores. ¿Tenemos los escritores que adaptarnos? O ¿salimos a cortar Catellana como hicieron los taxistas para protestar contra Uber? 

Como de momento no me veo haciendo una sentada delante de los antidisturbios y además hoy está lloviendo en Madrid, he preferido contar con la ayuda de Saatchi & Saatchi para crear una campaña (tranquilos, no es una campaña electoral) de fomento de la lectura. Una campaña divertida, original, amena e interesante como solo ellos saben hacer. En los ojos del rey se convierte hoy en la primera novela traducida a… Descúbrelo en @memeloleo_ 
Leerás una novela en menos de dos minutos, ¿no te lo crees? Haz la prueba.



El próximo 23 de abril, todo el mundo habrá leído mi novela. Y, como te he dicho antes, intentaré (y conseguiré) robar un poco de protagonismo al mundo político. ¿Quieres formar parte del mayor reto literario que se ha llevado a cabo nunca :-P? Vamos, acompáñame, entra aquí y comparte.

Entrevista a José Luis Labad

 

 
 
Comenzamos el mes, lo que quiere decir que hoy es viernes de entrevista en el blog. Lo sé, la estabas esperando, lo que no esperas es el escritor que te traigo hoy. Ponte de pie porque vamos a recibir a una persona muy especial. Te presento al escritor José Luis Labad.
 
 
 
 
 
 
 
 
Es un artista en mayúsculas: Narrativa, poesía, pintura y fotografía.

Empiezo con algo que me gusta mucho, porque nunca había conocido a nadie tan destacado en tantos sentidos. José Luis es un escritor y poeta español que ha sido designado Embajador de la Paz porque el Círculo de Embajadores Universales de la Paz con sede en Ginebra y París lo ha nombrado su representante en España. ¿Por qué? Por su desinteresado trabajo con la infancia y juventud.
 
Además, es el responsable de que me empiece a reconciliar con la poesía contemporánea, porque es una pluma del siglo de oro reencarnado en un artista del siglo XXI.
 
Hoy le voy a preguntar aquello que nunca ha dicho, quizá porque no se lo han preguntado.


 ¿Quién es José Luis Labad?

 

Es un poeta de barrio, un escritor sencillo que tan solo busca la manera de transmitir sus sentimientos a los demás.
 
Cuadro de Tonia Marín

 

 
Cuéntame algo sobre ti que los lectores no saben, pero es importante para entender tu poesía.
 
Hoy no sería como soy, si no fuera por el carácter que me ha marcado, pertenecer a una asociación como Halcones de la Amistad; una asociación de voluntarios sin ánimo de lucro, que lleva desde 1972 trabajando con niños, adolescentes y jóvenes, y siendo un referente de la ayuda social y cultural a los barrios del desprotegido sur de Madrid.
Tal vez todas esas experiencias, me han llevado a escribir como escribo.

¿Cuándo empezaste a escribir?
 
Empecé muy joven haciendo poemas y componiendo canciones. Posteriormente he estado escribiendo siempre, en mayor o menor medida hasta que en el año 2009, empecé a trabajar para intentar publicar.
 Convénceme en tres líneas como máximo para que empiece a leer poesía.
 
Mi poesía está hecha para gente sencilla como tú, o como yo, personas que andamos diariamente por la calle. La poesía no se lee, si no que se siente y seguro que sentimiento a ti te sobra.

Si te obligaran a escribir un libro con otro escritor (incluyo a ambos géneros), ¿a quién elegirías?
 
Complicada respuesta…
A Benjamín Prado en poesía y a Carlos Ruiz Zafón en narrativa.

De todos tus libros, ¿cuál recomendarías a un lector que no haya leído nada sobre ti?
 
En novela «El deseo de Erika» y en poesía «Tejado de musgo»
 

 

 
 
 
Ahora mismo, ¿qué estás leyendo?
 
«Hotel Voramar» de González de la Cuesta, «Claustrofobia y vértigo» de la poeta uruguaya Annabel Villar y mucha lectura del reinado de Carlos II.

¿Nos enseñas dónde escribes? 
 
 
 
Cuando escribes necesitas…
 
Silencio, paz, sosiego y un poco de música clásica.

El Labad escritor me ha atrapado, ¿dónde puedo seguirlo?
 
 
También puedes comprar mis publicaciones por cualquier plataforma de la red, en la editorial Esstudio y Ediciones o que te lo pidan en cualquier librería. Insiste que hay alguna que otra librería que le cuesta pedirlos.

Dame una exclusiva.
 
Estoy escribiendo muchas cosas, diría que demasiadas. Ando con una novela de aventuras e intriga en la Corte de Carlos II que me lleva mucho tiempo en investigación. Estoy terminando tres poemarios, y a ratos, estoy con un libro de relatos.
 

Esa novela sobre Carlos II no me la perderé.

 
Ahora vamos al test de Sonia. Responde rápido, lo primero que te venga a la cabeza.
 
 
  •        La primera palabra que te viene a la mente sobre esta entrevista… Humana
  •        Café o té, café.
  •        Libro digital o en papel, sin dudarlo, en PAPEL.
  •        Tu escritor de cabecera, Miguel Hernández
  •        ¿Qué te define como escritor? Mi sencillez
  •        ¿Qué pregunta te gustaría que hiciera en la próxima entrevista? ¿Sigues escribiendo y disfrutando de ello?

 

 

Muchas gracias por tus respuestas y por tu tiempo. Estoy segura de que la gente hoy ha conocido un poquito más a ese poeta de barrio que busca transmitir emociones con su poesía, que gusta por su sencillez y destaca por su calidad humana.




3 cantautores del relato corto

El relato corto se ha puesto de moda. Es un género viejo, pero que ha vuelto pisando fuerte, se quiere quedar anclado al siglo XXI como el gran género literario. El más vendido y el más entretenido. Me he pasado, ¿no?
 
Pues yo creo que no. Sí que estarás conmigo en que se ha puesto de moda. Hasta hay retos en relación a él. Me sorprende la capacidad de la gente para inventar y atraer seguidores en cualquier ámbito de la vida. Y en el plano de la literatura más, porque además, lo disfruto. Vale que dentro del mundo literario podemos encontrar tantos frikis o más que en cualquier otro círculo, pero yo dentro de este frikismo me siento cómoda. Y el talento que demuestran muchos escritores para crear historias breves que enganchen y culminen sorprendiendo, me tiene fascinada.
 
 
 
 
Bien, te decía que hay un reto sobre los relatos cortos que ha propuesto uno de los maestros de este género, Ray Bradbury. Yo lo descubrí gracias a David Generoso, así que si quieres saber de qué va este reto con detalle, pincha aquí
 
52 relatos en 52 semanas, parece fácil. Si te ves inspirado y con ganas, ponte a ello. 
 
Otro valiente, que también se ha atrevido con el reto y para mi gusto lo está salvando con nota, es Jordi Rocandio. A los dos los sigo y reconozco que estoy enganchada a sus retos. Los animo desde el ordenador de mi casa como si de una carrera de caballos se tratase. Lo bueno es que apuesto a caballo ganador, sé que ambos lo conseguirán porque muy bien lo están haciendo. Ya queda poco.
Si dedico un post al relato corto, indudablemente, tengo que hablar de la literatura y debo mostrarte ejemplos dentro del panorama actual. Pero no todo va a ser literatura leída. Me explico. La literatura se entiende hoy como texto escrito para ser leído, pero no siempre fue así. Te recuerdo, y si no lo sabes, te lo cuento, que los primeros textos literarios procedían de la literatura oral. Del boca a boca. Eran textos compuestos para ser cantados. Por ello, hoy vengo a relacionar la literatura con la música. Quiero hablarte de mis tres cantautores preferidos de relato corto o microrrelato, incluso poesía.
 
 
 
          1- El maestro Sabina. Todas sus canciones podrían convertirse en novelas porque trata de la vida misma y, como sabes, la realidad supera la ficción. No necesita inventar monstruos, fantasmas o asesinos, solo contando su vida, la tuya, la mía, es todo un poema. Sí, no estoy liándome. Sabina bien te puede escribir un relato o un poema y además te lo canta. Eso es arte.
 
      2- Mi adorado Alejandro Sanz. Alejandro pone música a la novela romántica. Sus canciones relatan el amor, el desamor, la vida. Su disco Más, lo tengo analizado sintácticamente entero. El año que salió yo preparaba mi Selectividad. Al no poder dejar de escucharlo, decidí analizar sus frases, así estaba puesto el CD todo el tiempo y yo estudiaba. Seguro que ya entiendes a qué me refería antes con el tema del frikismo… Pero no me lo tengas en cuenta, por favor.
 
     3-  Manolo García. Porque si lees las letras de sus canciones puedes imaginar la historia. También puedes anotar en una libreta algunas palabras para emplear en tus relatos. 
 
En los tres casos, la música no es necesaria para entender la historia, para imaginarla. Toda la letra cuenta algo, nada se repite. Lo único que lo encierra en la música es el necesario estribillo.
Sin duda, para mí, estos tres cantautores son literatura, son poesía, son relato.  Y tú, ¿a quiénes añadirías a la lista?
« Siguientes entradas Recientes entradas »

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies

ARRIBA ↑